No es una cuestión de gustos

A ver si os suena esta escena:

Estáis comiendo con algún amigo en un restaurante. Llega el camarero a tomaros nota, pedís vuestro menú y de pronto tu amigo suelta algo así como: “que el plato no lleve queso, por favor. Soy muy alérgico al queso”.

Tú te quedas sorprendido y le preguntas desde cuando tiene alergia y él te contesta por lo bajo y con una sonrisita: “no tengo alergia, pero es algo que siempre digo porque no me gusta el queso y si dices que eres alérgico te toman en serio y no te lo echan”.

Y tú, que sabes lo que es una alergia alimentaria, que sabes lo mucho que hay que pelear y batallar para que se nos escuche, que sabes lo frustrante que puede llegar a resultar salir a comer fuera de casa sin riesgo, que te indignas por el desconocimiento y la falta de conciencia social, te llevas las manos a la cabeza cuando escuchas semejante argumento.

Esto no va de gustos ni exquisiteces

Si el camarero, por error, trae queso en el plato de un alérgico a la leche, ese cliente podría morir. Así de sencillo. Pero si se equivoca con el plato del “falso alérgico”, lo más que puede pasar es que tenga que apartarlo porque su sabor le desagrade.

Si la gente no se toma en serio las alergias alimentarias y se va apropiando del término  “alergia” a su antojo y conveniencia (según guste más o menos un determinado alimento) lo único que conseguirá es echar tierra sobre el camino que, poco a poco, los alérgicos tratamos de allanar, aparte de tratar de forma superflua y banal (casi a risa, diría yo) un tema que puede llegar a afectar muy seriamente la salud de algunas personas.

Así que, desde aquí, hago un llamamiento a todos aquellos que, sin pensar en las consecuencias de sus palabras, emplean el término “alergia” sin saber siquiera lo que esto supone para cierto colectivo.

Así que, si no padeces ninguna alergia alimentaria y puedes comer de todo da gracias por ello y piensa que las alergias son una cuestión de salud, no de gustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *