Doctora Vázquez de la Torre: “La anafilaxia es una reacción alérgica muy grave pero de pronóstico excelente si se reconocen los síntomas”


La doctora María Vázquez de la Torre es médico especialista en alergología en el hospital Infanta Leonor de Madrid y hoy nos va a hablar de la anafilaxia, sus síntomas y la forma de proceder ante un episodio así. Es importante que los padres de niños alérgicos sepamos cómo actuar al respecto y enseñemos a nuestros hijos y a nuestro entorno más cercano a manejar el autoinyector de adrenalina pues, llegado el momento, podría ser de vital importancia.

¿Qué es una anafilaxia?

Es la reacción alérgica más grave que puede existir, pudiendo incluso llegar a ser mortal. Por este motivo es fundamental que los pacientes alérgicos y sus familiares sean capaces de reconocer los síntomas y comenzar el tratamiento de inmediato.

¿Cómo reconocemos una anafilaxia?

Los síntomas aparecen de forma brusca, es decir, en minutos o pocas horas después de haber estado expuesto al alérgeno (agente causante de la reacción alérgica). Los síntomas que debemos reconocer en una anafilaxia  son:

  • Piel/mucosas: presentes en más del  80% de los casos, son picor, enrojecimiento de la piel, urticaria o edema (hinchazón) de  párpados, labios, extremidades, etc.
  • Respiratorio: dificultad para respirar o sensación de ahogo, tos, aparición de silbidos al respirar
  • Abdominal: dolor abdominal, vómitos, diarrea
  • Circulatorios: mareo, pérdida de consciencia, incontinencia de esfínteres.

Para que una reacción alérgica sea considerada anafilaxia debe incluir, al menos, dos de los apartados anteriores, y si asocia bajada de tensión arterial se denomina Shock Anafiláctico.

¿Cuáles son las causas de una anafilaxia?

Las causas más frecuentes de anafilaxia son alimentos, fármacos y picaduras de himenópteros (avispas y abejas). Los alimentos implicados con mayor frecuencia varían en función de la edad, así en niños son huevo, leche, frutos secos y marisco, y en adultos frutas, frutos secos, pescado y marisco.

¿Cómo se trata una anafilaxia? 

El tratamiento principal de la anafilaxia es la adrenalinaLos pacientes con riesgo de sufrir una anafilaxia deben llevar consigo auto-inyectables de adrenalina, que son dispositivos preparados para ser administrados por personal no sanitario, y administrárselos a uno mismo en caso de reacción. La adrenalina debe ser recetada por un médico, que debe enseñar al paciente y a sus familiares cómo y cuándo utilizar estos dispositivos.

La adrenalina se debe administrar en el menor tiempo posible desde que comienza la reacción y después, dirigirse de inmediato a un hospital, donde se completará el tratamiento.
Los auto-inyectables de adrenalina se administran por vía intramuscular en la  cara externa del muslo.

¿Cuántos tipos de adrenalina existen?

En la actualidad hay disponibles sólo dos tipos de dosificación en auto-inyectables:

  • 0,15 mg para niños con peso entre 10 y 25 kg
  • 0,30 mg para personas con peso superior a 25 kg.

La adrenalina provoca con frecuencia nerviosismo, temblor y palpitaciones que desaparecen en unos minutos.

En resumen, la anafilaxia es una reacción alérgica muy grave, pero si se reconocen los síntomas y el tratamiento de instaura de forma rápida y correcta tiene un pronóstico excelente.

 

Post Tagged with

One Response so far.

  1. […] semana pasada compartía con vosotros una entrevista realizada a la Doctora Vázquez de la Torre sobre la anafilaxia y el protocolo de actuación. Es de vital importancia que tanto los familiares […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *