Consejos para viajar y comer fuera en Navidad

Se acercan las vacaciones de Navidad y cada vez más familias eligen pasar estos días en un hotel. Muchos hoteles ofrecen paquetes navideños que incluyen cena o comida (según el día), cotillón y fiestas y sorpresas para los más pequeños.

Si estáis pensando en pasar la Navidad de esta forma me gustaría compartiros mi experiencia al respecto junto con unos cuantos consejos que deberéis tener en cuenta antes de viajar con un niño alérgico:

Medicación, siempre en la maleta

Lo primero y más importante es no olvidar su medicación para la alergia (si la tuviera). Es raro que los padres nos olvidemos del botiquín de emergencia, pero no está de más recordar que esto debe ser siempre lo primero que metamos en la maleta junto con la cartilla sanitaria del niño.

Kit de supervivencia

Yo siempre guardo además un “kit de supervivencia”, como lo llamamos en casa. Consiste en batidos y galletas , yogures y un poquito de fiambre y pan de molde para la merienda. Así me aseguro ciertos productos básicos por si en el hotel no hubiera.

Es importante que os informéis previamente si el hotel al que vais tiene minibar en la habitación. Aunque suele ser lo habitual me he encontrado con algún que otro hotel urbano que no lo tenía (algún NH, por ejemplo) y es un engorro tener dejarlo en recepción y pedir la bolsa cada vez que la necesitamos. En cualquier caso, ahora con el frío, puede no ser necesaria la nevera y bastaría con dejarlos en el alféizar de la ventana o en la terraza o balcón de la habitación.

Conocer los alrededores

Otra de las cosas que siempre hago cuando llego a un hotel es salir a dar un paseo por los alrededores y localizar una tienda de alimentación. Nuestras provisiones pueden acabarse o incluso habérsenos olvidado. Tener a mano en un supermercado donde comprar las marcas aptas que utilizamos normalmente es una gran ventaja.

Buffet y cátering

Hasta ahora, en todos los hoteles en los que he estado, los menores de 6 años no suelen pagar el desayuno buffet. Pero si os encontráis con algún hotel donde los peques deben pagar, aseguraros antes de que podrán encontrar productos aptos para su desayuno. Si no es así, hablad con el hotel para no pagar el buffet del niño y llevar vosotros su comida.

El tema cena y comidas de Navidad es bastante complicado. En la mayoría de los casos el hotel contrata un catering externo. La comida ya viene hecha y en el hotel tan sólo se calienta y sirve. Si el alérgico no puede tomar algo del menú, no habrá opción de sustituirlo por otra sobre la marcha.

Por ello, os recomiendo que antes de reservar habléis con el hotel para informaros si serán ellos quienes elaboren el menú o si lo contratarán a una empresa de catering. En cualquiera de los dos casos explicadles la alergia alimentaria de vuestro hijo y pedid que os aseguren un menú para él.

Por experiencia sé que encontrar un menú navideño apto para APLV es bastante complicado. La inmensa mayoría de los platos llevan salsas elaboradas a base de nata, leche o bechamel gratinada. Además, raro es el menú infantil que no incluye lasaña, escalopines a la milanesa o solomillo en salsa roquefort.

Si les veis dubitativos o si no os pueden asegurar ausencia de contaminación cruzada, planteadles llevar vuestra propia comida o que puedan preparar algo exclusivo para vuestro hijo. La pasta boloñesa, por ejemplo, suele ser algo muy socorrido y de fácil preparación. Es raro que un hotel se niegue a preparar algo tan simple y rápido. No es el menú más glamuroso del mundo pero estoy segura de que cualquier niño se chupará los dedos con este plato.

Dulce y cotillón

Es difícil imaginar la Navidad sin sus dulces típicos. Si optáis por celebrarlo en un hotel, no faltará un postre acorde a las fechas navideñas y caramelos y dulces para los más peques. Por ello:

  • No olvidéis incluir caramelos u otros dulces en la maleta. Mi hijo se conforma con saborear su  chocolate Plamil mientras los demás nos deleitamos con el turrón y los polvorones. 

Siempre identificados

Y ya por último, si vuestros niños son muy pequeños o aún no saben expresar bien el tipo de alergia que tienen, creo que no está demás identificarles con una pulsera, chapa o cartelito. Es probable que en el hotel donde os alojéis hagan fiestas infantiles, tengan ludoteca o alguna actividad para niños y si no vais a estar con ellos todos el tiempo, siempre deberían ir identificados para que no se de ningún tipo de situación que pueda chafarnos las fiestas.

Espero que mis consejos os sean de utilidad si vais a viajar con niños alérgicos en Navidad.

¿Añadiríais alguno más?

Post Tagged with , ,

One Response so far.

  1. Gemma dice:

    Muchas gracias x tus consejos,no sé q haría yo sin ellos,siempre nos ayudas un montón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *