Cosas que querría decirte un niño alérgico

Merece la pena leerlo para entender cómo se siente un niño alérgico en su día a día. Solo así, poniéndonos en su lugar, podremos entender un poco más la gravedad que para ellos supone esta afección.
 
No me excluyas, me gustaría actuar y comer como todos los demás, comprar el almuerzo y sentarme donde yo quisiera. Sé que no puedo siempre, pero soy tan feliz cuando alguien se preocupa por mí y me proporciona un alimento seguro para mí… snacks, galletas, pasteles… Me gusta cuando puedo comer algo similar a aquello que los otros comen, pero me gusta aún más cuando puedo comer lo mismo que todos los demás. Por favor, cuando sea posible ¡piensa en incluirme a mí!
“Me siento como si fuera único. Me gustaría saber que no estoy solo, quisiera conocer a otros niños a los que les pase lo mismo que a mí. Me gustaría encontrar a otro compañero en la escuela con alergia a alimentos y también en la hora del almuerzo.”
Los adultos que me ofrecen alimentos me confunden. Mis padres me han enseñado a aceptar solamente los alimentos que ellos me ofrecen y también a ser educado y contestar con cortesía, pero cuando un adulto me ofrece un alimento no estoy seguro sobre cómo debo actuar en ese momento.”
A veces me pica mucho la mejilla cuando me besas después de haber comido alguna cosa a la que soy alérgico. Me avergüenza decirlo y por eso siempre espero que los adultos recuerden que si han comido alguna cosa deben lavarse la cara y las manos para que yo no tenga una urticaria.”
Tengo miedo de morir por mi alergia a alimentos. Escucho a mis padres y maestros que hablan de “la amenaza” de la alergia a alimentos y recuerdo las reacciones que he sufrido, me encontré muy mal y asustado. Mis padres también tenían miedo y yo quisiera pensar que todo irá bien la próxima vez.”
Me avergüenzo cuando la gente me hace muchas preguntas sobre aquello que estoy comiendo. Yo sé que mi propia comida es necesaria para mi seguridad, pero es más fácil si no me señalan. Es un rollo cuando los adultos me hacen un montón de preguntas… “
Escucho a los adultos hablar sobre mi alergia a alimentos. Les oigo hablar, dicen mi nombre, lo que puede pasar, su preocupación, su sentimiento de lástima y eso me da miedo. Me gustaría escuchar también otras cosas, porqué la alergia es sólo una parte de mí y seguramente tengo otras cosas buenas…”
 
A veces, tener alergia a alimentos me entristece. Es difícil tener que comer mis productos seguros y ser el único en clase que no tiene pastel cuando veo a mi alrededor los cumpleaños de los compañeros. Ya sé que no es la cosa más grave del mundo, pero hay días que se hace difícil…”
 
“Veo a mis padres y a los adultos. Creen que soy muy pequeño, pero les observo: regresan a casa cuando se olvidan el Adreject (medicamento de epinefrina). También veo que leen con atención los ingredientes de todos los productos. Ellos son mi modelo y referente y gracias a ellos aprendo a llevar mi alergia con seguridad
 
Mis padres pueden superar todos los obstáculos y yo también lo haré, esta actitud me gusta y me ayuda a enfrentarme a los retos que me plantea mi alergia a alimentos cada día. He aprendido que la alergia a alimentos no debe limitarme. Yo haré lo que he visto que ellos hacen.”
 
 
Immunitas Vera, Asociación de Alérgicos a Alimentos y Látex de Cataluña
www.immunitasvera.org  

9 Responses so far.

  1. Silvia dice:

    ¡Cierto! Debe ser horrible para ellos…

  2. Bárbara dice:

    ¡Qué bonito!
    Si los padres ya nos sentimos demasiadas veces solitos e incomprendidos… ¡ Imagino cómo se deben sentir ellos!

  3. Bárbara dice:

    Silvia, perdona el jaleo de comentarios, problemitas con la firma…
    Saludos!

  4. Yaneth dice:

    Es precioso y a la vez tan instructivo. Algunas cosas ni siquiera me las había planteado, debe ser tan difícil estar en su situación. Gracias por compartir Silvia, me ha encantado. Un Saludo!

  5. Gaby dice:

    Super cierto, tanto padres como hijos sufrimos igual por la falta de educación y comprensión de los demas!!!

    • Silvia dice:

      Es una situación terrible por la que no se debería pasar nunca!

    • Alejandra dice:

      Es muy dura la ignorancia de la gente acerca del tema, la falta de comprensión y tolerancia hacia aquellos que padecemos alergias. Es muy importante y muy valorable lo que hacen ustedes como padres por cuidar e integrar a sus pequeños.

  6. Maria Elena Fernandez dice:

    Se me hizo que escuchaba la vocecita de mi hijo Pablo en salita de 4 años. Sus compañeritos escuchaban atentos sus explicaciones, me contaba la señorita de jardín. Fue un tiempo difícil. Por suerte lo superamos, como familia. Hoy no tiene alergia… pero le quedaron resabios…. se niega a aceptar leche chocolatada en la escuela…. pero ya aprenderá, aprenderemos.

  7. Alejandra dice:

    Lloré al leer esto, siendo adulta me pasan muchas de las cosas que aquí escriben… molesta y a veces hasta duelen, por eso me gustó la empatía con la que están escritas estas palabras. Gracias ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *