Croquetas de salmón. SIN LECHE

La receta que hoy quiero compartir en mi blog es algo laboriosa pero a los peques les encanta por su textura y su suave sabor. Además, cuando son un poco más mayores pueden ayudarnos en la cocina a elaborar este plato, ¡seguro que les encantará!
Hoy os traigo croquetas de salmón. Las croquetas las podemos hacer de casi cualquier ingrediente que se nos ocurra. Yo las hago de jamón york, jamón serrano, pollo, carne o cualquier tipo de pescado. Esta vez me apetecía hacerlas de salmón, un pescado que particularmente gusta mucho a mi hijo y que es además muy sano y rico en Omega-3.
INGREDIENTES
  • Mantequilla de soja (marca Provamel). También podemos prescindir de la mantequilla de soja y hacerla con margarina vegetal (Flora) o incluso con aceite de oliva.
  • Leche de soja (marca Provamel)
  • Harina
  • Pan rallado
  • Huevos
  • Salmón fresco
ELABORACIÓN
  • Hacemos la rodaja de salmón a la plancha, poquísimo aceite y fuego muy lento. Una vez que el pescado esté bien hecho lo desmenuzamos (podemos ayudarnos con la picadora)
  • Echamos un trozo de mantequilla en una sartén caliente y dejamos que se derrita por completo
  • A continuación añadimos el pescado desmenuzado y dejamos que se fría en la mantequilla derretida
  • Después añadimos la harina. La cantidad dependerá del pescado y de la cantidad de bechamel que queramos hacer en función del número de comensales. Es importante que la harina se fría bien y desaparezca por completo su color blanco. Además, no podemos dejar de remover la mezcla para evitar la formación de grumos
  • Poco a poco vamos añadiendo la leche sin dejar de remover. Conviene no echar mucha leche para no dejar la bechamel demasiado líquida que nos impida luego liar  las croquetas.
  • Cuando la masa esté hecha dejamos enfriar para poder darle forma.
  • Un truco: si la masa os ha quedado con varios grumos o incluso si queréis que el relleno de las croquetas no se note al tacto, podéis pasarla por la batidora y conseguiréis una bechamel líquida y de una textura riquísima.
  • Una vez que la masa se haya enfriado la cortamos en trozos y vamos dando forma de rollito. Mojamos en huevo y a continuación en pan rallado.
  • (A mi peque le encanta que las croquetas tengan forma de pelota así que también se pueden hacer bolitas con la masa)

Una vez esté todo listo tenemos dos alternativas:o freírlas en abundante aceite muy caliente o meterlas en el horno a temperatura media hasta que se doren.

La primera opción hace que las croquetas se queden más jugosas pero también con mucha más grasa; la segunda opción deja las croquetas algo más secas pero mucho más saludables. Yo siempre opto por el horno.

Y voilàel resultado final: no me han quedado demasiado “bonitas” porque dejé la masa algo líquida y fue difícil manejarla, pero estaban muy buenas.

Post Tagged with ,

10 Responses so far.

  1. Jo, tienen que estar muy buenas pero yo no tengo tiempo de hacer croquetas, ¡la idea es buenísima!

  2. […] en la misma sartén un rato para que los sabores se mezclen. Podemos servir la pasta con tomate, bechamel o cualquier otra salsa casera que se nos ocurra. ¡Buen […]

  3. Hola dice:

    Hola Silvia, muchas gracias por compartir la receta.
    Tengo una duda, el pan rallado es pan rallado comun?
    Es que me cuesta bastante trabajo encontrar pan normal de panadería que no contenga algun derivado de la leche, y me imagino que el pan rallado lo haran con pan común, por lo que es posible que contenga derivados de leche o trazas.
    Gracias

    • Silvia dice:

      Hola!
      Es cierto que hay algunos pan rallados que contienen trazas de leche pero también te digo que son los menos y que siempre encontraás alguna marca apta que puedas usar. Otra opción, si te quedas más tranquila, es rallar tú misma el pan, siempre y cuando tengas la absoluta certeza de que el pan que empleas esté libre de trazas o derivados lácteos.
      ¡Espero que des con alguna opción que te convenza!
      Un saludo

  4. […] de merluza sí se lo toma. También lo utilizo como relleno en las empanadillas o en las croquetas (croquetas de salmón o de […]

  5. Javiert dice:

    Gracias por la ideas
    tambien soy alegico a la proteina de la leche desde que nací y ya han pasado 30 años lidiando con el problema

  6. Laura dice:

    Buenisima idea gracias por compartirla! Se podria hacer von leche de avena y mantequilla normal? Gracias

    • Silvia dice:

      La mantequilla no es problema pero con te aconsejo que uses leche de avena a no ser que subas la proporción de harina. La leche de avena es mucho más líquida que la de soja y la masa se te quedará poco consistente para luego poder “liar” las croquetas.

  7. DUE dice:

    ¡hola a todos!

    Os voy a proponer hacer las croquetas con caldo en vez de leche, que es como las hago yo, mi marido es intolerante a la lactosa.

    He estado buscando durante mucho tiempo y por todas las páginas “bechamel” sin leche y no he encontrado, todas usan “leches vegetales”, un día harta de buscar, decidí probar con el caldo correspondiente al relleno, o sea caldo de carne para las de cocido, caldo de pescado para el pescado, y asì con el resto.
    A la mantequilla también le encontré solución, concetamente una que baja los índices de Colesterol.

    Os aseguro que salen espectaculares y sin lactosa.

    Por cierto, el pan lo hago en casa y con harinas ecológicas por lo que me aseguro de que no hay ni rastro de PLV.

    Y sigo con mi profesión en activo; soy Enfermera.

    Espero que esta disertación os ayude.

    Saludos a todos y en especial para Silvia.

  8. Arantxa dice:

    Hola, yo las croquetas en vez de leche las hago con caldo. Salen muy buenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *