Roscón de Reyes. SIN LECHE. SIN SOJA

Seguro que os encantaría que vuestros pequeños pudieran tomar Roscón de Reyes, ese dulce navideño tan típico de nuestra tradición. Pero, hoy por hoy, y salvo que se encargue en pastelerías o confiterías especializadas, es un dulce prohibido.

Hoy os dejo una receta que os encantará, se llama Stollen y es un pan dulce de Navidad típico de Centroeuropa, digno sustituto del roscón de Reyes que todos conocemos,

INGREDIENTES

  • 25gr de levadura fresca
  • Un poco de agua tibia (No fría ni caliente sino tibia, sino no sale)
  • 300 gr de harina (aunque puede ser que necesite añadir más)
  • 1 huevo entero y la yema de otro
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 ralladura de un limón
  • 100 gr de margarina ablandada (la marca apta que no contiene trazas de leche es Flora 100% vegetal, la clásica)
  • 40 gr de nueces cortadas (en caso de peques alérgicos a los frutos secos o que nunca los hayan probado, se puede prescindir de ellas o bien sustituirlas por uvas pasas o trocitos de la fruta que se os ocurra)
  • 40 gr de almendras cortadas (o prescindir de ellas en caso de encontrarnos en la situación anterior)
  • 50 gr de pasas
  •  Fruta confitada al gusto
  • 1 huevo batido (para pintar la superficie)
  • Glaseado de limón para decorar (azúcar glacé o impalpable con unas gotitas de zumo de limón)

 

ELABORACIÓN

  • Disolver la levadura fresca en agua tibia. Muy importante que el agua esté TIBIA, ni fría ni caliente porque entonces la levadura fresca pierde sus propiedades y no infla la masa.
  • Disponer la harina en forma de corona. Agregar en el centro el huevo, la yema, el azúcar, la ralladura de limón, sal, margarina derretida y la levadura diluída.
  • Mezclar con las manos hasta tener una masa blanda. Si lo vemos demasiado pegajoso añadiremos un poquito de harina. Hacer un bollo y dejarlo tapado con un trapo de cocina y reposando dos horas como mínimo.
  • Abrir la masa con las manos e introducir las nueces (o sustitutos), almendras, la cáscara de limón glaseada y finamente cortada y las pasas.
  • Mezclar con sumo cuidado, depositarlo en un bol grande y taparlo con un trapo o con papel film ligeramente embadurnado con aceite y dejar reposar durante al menos otras dos horas más. Tiene que DUPLICAR su tamaño.
  • Una vez que levó, se forma un rollo con las manos y se estira con cuidado de una mitad doblando la parte más gruesa sobre la fina. Esa es la forma típica de este dulce.
  • De nuevo dejamos levar otras dos horas.
  • Si ya ha doblado su tamaño, pintar con huevo batido la superficie y meter al horno, previamente calentado a temperatura 180° durante 25-30 minutos. Hay que controlar que no nos queda muy tostado por encima y crudo por dentro. Para comprobar si está hecho, introducimos la punta de un cuchillo que debería salir limpio. Truco: ponerlo en la bandeja media o baja del horno, nunca en la de arriba.
  • Cuando esté frío espolvorear con azúcar glacé empapado en zumo de limón.

 

 

FUENTE: BLOG DE REPOSTERÍA “EL SUR”

Post Tagged with

One Response so far.

  1. Gloria Beatriz dice:

    Gracias por esta receta, hace mucho tiempo que no puedo ingerir leche y deseo comer pan dulce en Navidad.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *