Etiquetado de productos y declaración de alergenos

FT_065_04El otro día se abrió en Twitter un debate sobre el nefasto etiquetado de algunas marcas y el importante riesgo para la salud de algunas personas que esto supone.

Según el Real Decreto 1245/2008, de 18 de julio, los fabricantes están obligados a declarar en la etiqueta de los productos la presencia de cualquier cantidad (por pequeña que sea) de los 14 alimentos considerados en Europa como principales alergenos. Estos son:

  • Cereales con gluten y derivados (trigo, avena, centeno, cebada, kamut y espelta)
  • Leche y derivados (se incluye en este apartado la lactosa)
  • Huevos y productos elaborados a base de huevos
  • Pescado y productos elaborados a base de pescado
  • Moluscos y productos elaborados a base de moluscos
  • Crustáceos y productos elaborados a base de crustáceos
  • Soja y productos elaborados a base de soja
  • Altramuces y productos elaborados a base de altramuces
  • Cacahuetes y productos elaborados a base de cacahuetes
  • Frutos de cáscara de derivados (almendras, avellanas, nueces, anacardos, castañas, pistachos)
  • Apio y derivados
  • Mostaza y derivados
  • Semillas o granos de sésamo y productos elaborados a base de sésamo
  • Sulfitos (en concentraciones superiores a 10 mg/kg)
Croissanes APLV

Etiquetado difícil de leer. Letra muy pequeña y confusa.

Aunque la lista de alérgenos puede parecer amplia se me queda algo “coja” pues ciertos alimentos como las lentejas, garbanzos o frutas (principales alérgenos en la infancia) no están incluidos.

Por otro lado, aunque la teoría esté clara, a veces se hace realmente difícil leer el etiquetado de un producto, ya no sólo por el tipo de letra utilizado, sino por colores que se confunden con el fondo, leyendas semi escondidas, caligrafía minúscula o ilegible… Da la sensación de que muchos fabricantes tratan de ocultar esta información tan importante para un amplio porcentaje de la población.

Galletas para APLV

Ejemplo de un producto con un etiquetado perfecto, claro y legible.

Sin embargo, la presencia de trazas o contaminación cruzada no es de obligado etiquetado aunque, por fortuna, muchos fabricantes lo declaran en el envase del producto. En este fragmento que a continuación copio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, se indica claramente la no obligatoriedad de etiquetar trazas aunque sí de la adopción de medidas necesarias para evitar tal contaminación:

El Real Decreto 1334/1999, de 31 de julio, por el que se establece la norma general de etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios, y que fue modificado por última vez mediante el Real Decreto 1245/2008, de 18 de julio establece requisitos específicos de etiquetado para los ingredientes enumerados en el anexo V del citado Real Decreto y que han sido identificados como causantes de efectos adversos en individuos sensibles. Es necesario aclarar sin embargo que tales disposiciones se aplican exclusivamente a los ingredientes y sustancias utilizadas como ingredientes y que han sido añadidas voluntariamente en el proceso de producción, por lo que la posible presencia adventicia o accidental (contaminación cruzada) de sustancias alergenas, queda fuera de su ámbito de aplicación. 

Sin embargo es responsabilidad de los operadores comerciales aplicar medidas adecuadas para evitar dichas contaminaciones, mediante el diseño e implantación de programas de Buenas Prácticas de Fabricación u otros planes de autocontrol. Por lo tanto, aunque de conformidad con el Real Decreto 2220/2004 el fabricante no está obligado a declarar la presencia de trazas de alergenos de origen accidental, si está obligado a cumplir con las disposiciones del Reglamento 178/2002 y adoptar todas las medidas necesarias para evitar su presencia en los alimentos en los que no se declara su presencia.
El Reglamento 1169/2011, del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre de 2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, publicado el 22.11.2011, no modifica los criterios aplicables hasta la fecha para la declaración de alérgenos, aunque prevé que la Comisión Europea pueda emprender en el futuro nuevos trabajos para armonizar cómo debe realizarse la declaración voluntaria de la presencia de trazas.
30.01.2012.

Cola Cao APLV

Ejemplo de un etiquetado INCOMPLETO donde no se muestra la leyenda “Contiene trazas de leche”

Ante un etiquetado confuso lo normal es que se opte por descartar el producto. Hace ya tiempo que dejé de esforzarme por leer cosas ilegibles y que dejé de perder mi tiempo en llamar a empresas cuya política de seguridad alimentaria deja bastante que desear. Ya sólo compro aquellos productos que realmente me generan confianza, porque etiquetan correctamente y porque señalan trazas.

Me consta además que hay algunos supermercados (como LIDL) que se niegan a etiquetar presencia de trazas en sus productos. Hace poco di con una página en donde se piden firmas para evitar confusiones en el etiquetado de los productos de Lidl. Me horrorizó tremendamente la contestación que el supermercado daba a dicha propuesta: “…segun LIDL la proteína de la leche no causa alergias, solo intolerancias asi como el huevo, por eso los etiquetados no deben incluirlos como alergenos…”-

Ante respuestas así da la sensación que lo poquito que vamos ganando en este terreno se pierde de golpe para volver a empezar…

Post Tagged with , ,

6 Responses so far.

  1. asuncion dice:

    en el colacao si que ponen lo de las trazas de leche desde hace un año por que nosotros lo tuvimos que dejar de consumir

    • Silvia dice:

      Yo este bote le compré hace tres o cuatro meses y no lo pone. Sin embargo, sé desde hace 2 años que el Cola Cao lleva trazas porque me lo confirmaron telefónicamente. Me dijeron que a raíz de incorporar el Cola Cao con pepitas ya no pueden garantizar la ausencia de estas y que irían etiquetando trazas poco a poco. Se ve que todavía quedan algunos botes sin etiquetar trazas así que hay que tener mucho cuidado porque aunque no lo ponga sí las tienen!

  2. sara dice:

    Es una pena leer estas cosas…somos los “pequeños empresarios” los q tenemos q ir concienciando poco a poco a la gente y q estos q hoy rechazan q una intolerancia sea un problema piensen q en cualquier momento pueden convertirse en alergicos ellos o sus familiares.un besito.

    Toleralia.blogspot.com.es

    • Silvia dice:

      Tienes toda la razón Sara, pero es el egoísmo de la sociedad en la que vivimos. Todos miramos para nuestro ombligo y no nos damos cuenta de que pequeños gestos de nuestro día a día pueden facilitar mucho la vida de otras personas. ¡Gracias por tu labor!

  3. elena dice:

    hola Silvia. soy mama de un lactante con aplv. las galetas MARIA SIN LACTOSA SIN GLYTEN HACENDADO tambien hay muchas trazas de leche. mi niño sentir muy mal despues de tomar pecho. vivo en provincia ALMERIA.

  4. Armando Puertas Soldado dice:

    ¿En qué te basas para lanzar esa acusación de LIDL? Ellos trabajan con los estándares de calidad y seguridad alimentaria más fuertes del mundo, como es la IFS, que está amparada por el GFSI. Es imposible que puedan decir eso. Muéstralo y así convencerás de lo que escribes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *