Doctor Campos: la administración intermitente de proteínas de leche de vaca durante la lactancia aumenta el riesgo de APLV


Hoy os traigo una entrevista realizada al Doctor Gonzalo Campos (uno de los coordinadores del equipo AlergoMálagacentro referente en Málaga para tratar problemas de alergias), para hablar en 
profundidad sobre las alergias alimentarias en la infancia y la APLV en particular.

El Doctor Campos es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Málaga. Médico Especialista en Alergología y en Medicina Familiar y Comunitaria.

Podéis leer la entrevista también a través del blog de Alergomálaga “Con A de alergia”

Hablando de alergias, en general

Doctor Gonzalo Campos¿Qué causas explicarían el aumento de alérgicos año tras año en nuestro país?

A ciencia cierta no se sabe, aunque se intuye. Está más que demostrado, que en países desarrollados como el nuestro, la prevalencia de enfermedades alérgicas es mucho mayor a la que se puede observar en zonas mucho más desfavorecidas. ¿Excesivo celo en la higiene? ¿Contaminación ambiental? ¿Procesamiento de los alimentos? ¿Forma en que los consumimos? Probablemente el motivo no sea único, sino que habría que buscarlo en un origen multifactorial

¿Cuáles son las alergias más habituales en niños y cuál es el ranking de las más peligrosas?

Las alergias más prevalentes en la edad pediátrica son las referidas a las proteínas de la leche de la vaca y al huevo; siendo, por otro lado, transitorias en un 80% de los casos. Posteriormente, el pescado y los frutos secos ocuparían los siguientes puestos en el escalafón, y tras ellos, las legumbres. Conforme el niño crece y va entrando en la adolescencia, poco a poco va cambiando el espectro de alimentos “diana” frente a los cuales suele desarrollar problemas de índole alérgica. A estas edades más avanzadas, entran en juego el marisco y la fruta, sobre todo la perteneciente a la familia de las “Rosáceas” (melocotón, manzana, fresa, pera…etc). Contestando a la segunda pregunta, toda alergia alimentaria puede desencadenar síntomas severos, que conlleven incluso la muerte del paciente.

Hablemos de APLV

¿Qué factores o situaciones pueden predisponer a un niño a padecerla?

No sabemos realmente por qué unos sí y otros no la desarrollan, pero existen una serie de factores de riesgo, no siempre evitables. Algunos de ellos son, la carga atópica familiar y la administración intermitente de proteínas de leche de vaca durante la lactancia natural, sobre todo durante las primeras semanas de vida. Existe mucha controversia al respecto y por desgracia, aún no tenemos todas las respuestas en nuestra mano.

Cuando un bebé de escasos meses es diagnosticado de APLV, ¿qué precauciones (si es que existen) se deben tener de cara a la introducción de otros alimentos?

En el primer año de vida, la asociación con alergia al huevo, según algunas publicaciones, llega incluso al 50% de los casos. Por tanto, a un paciente diagnosticado de alergia a proteínas de leche de vaca, se le deben realizar pruebas para detectar sensibilización a las proteínas del huevo. En caso de obtenerse una positividad en las mismas, la recomendación sería la introducción del huevo (sobre todo de la clara, que es donde se encuentran la mayoría de las proteínas alergénicas), de forma controlada en consulta (al año de vida). En ocasiones, si la reacción con la leche de vaca fue severa (anafilaxia), puede retrasarse la introducción controlada de la clara unos cuantos meses.

Los niños que no toman leche de vaca ¿pueden estar carentes de calcio,  tener problemas óseos o de crecimiento?

Los hidrolizados de alto grado de proteínas de leche de vaca y las fórmulas alternativas como la de soja, están preparadas para un niño en fase de desarrollo no sufra ningún tipo de déficit nutricional. No debemos olvidar, por otro lado, que el calcio se obtiene de múltiples alimentos, y no sólo de los lácteos (pescado, col, espinaca, higo, naranja, almendra, garbanzo…etc).

¿Se supera la APLV?

¿Qué probabilidades tiene un niño de superar la APLV?

¿Las probabilidades de superación son las mismas para los casos de “alergia mediada por IgE” y “no mediada por IgE”?

Respecto a las reacciones “IgE”, como he dicho, aunque varía según la publicación a la que hagas referencia, la superación de la alergia de forma natural está en torno a un 80%. Respecto a las “no IgE”, dar una cifra es complicado, pues son distintos los cuadros clínicos en los que puede mediar este mecanismo inmunológico, y a día de hoy, existe mucho “infradiagnóstico”. Mi experiencia personal es que muchas de ellas se superan también con el desarrollo.

Sabemos que las alergias pueden llegar a desaparecer pero, ¿también pueden empeorar? ¿Puede una “alergia no mediada por IgE” transformarse con el tiempo en una “alergia mediada por IgE”?

Se trata de una pregunta sin respuesta definitiva. Como norma, no tiene porqué. Aunque el alimento implicado es el mismo, el mecanismo inmunológico que desencadena ambos cuadros clínicos es distinto.

Es correcto decir que una “alergia se cura”?

En el caso de la leche y el huevo se podría decir que sí, pues el que supera la misma durante el desarrollo en la infancia, no vuelve a sufrir sus efectos en la adolescencia ni en la edad adulta (por lo general).

Alergias e intolerancias

Para aquellos que no entiendan de alergias ni intolerancias alimentarias, ¿podrías contarnos brevemente qué diferencias hay entre una y otra?

Las alergias están provocadas por mecanismos inmunológicos conocidos (reacciones de hipersensibilidad de tipo I o de tipo IV). Las intolerancias, sin embargo, suelen tener como origen ciertos déficits metabólicos (ausencia de enzimas…etc). Respecto a su evolución, las intolerancias suelen ser para toda la vida, al igual que las alergias. Pero en el caso de la leche de vaca y el huevo se suele avanzar hacia la curación de forma natural (80%). Clínicamente la aparición de síntomas también es distinta. Las reacciones alérgicas vinculadas al consumo de alimentos pueden desencadenar desde cuadros leves (síndrome de alergia oral, urticarias…), hasta cuadros severos (la temida anafilaxia) e incluso la muerte.

En una intolerancia es extremadamente raro que ocurra esto último. Ambas se evitan no contactando con el alimento conflictivo.

4 Responses so far.

  1. Alvaro dice:

    Hay un detalle que a nosotros en el hospital Gregorio Marañón siempre nos han indicado y es la relación de niños alérgicos a la APLV y el llamado “biberón pirata”, que se administra a los recién nacidos cuando no se “enganchan ” directamente al pecho… siempre reiteran que no es necesario y que lo han repetido en la planta de maternidad más de cien veces, y parece que un alto porcentaje de niños con APLV han tomado dicho biberón, casualmente mi hija mayor una de ellos(su alergia es mediada por IgE).

    • Silvia dice:

      El famoso “biberon pirata” es el mal de muchos niños APLV y hay que luchar por erradicarlo o para que por lo menos se informe a los padres de los riesgos que conlleva.

  2. Generosa Dávila Serván dice:

    hola,
    tengo dos hijos: el mayor tiene 8 años y es aplv. “tomó un único biberón cuando nació pq yo no tenía leche porque me habían hecho la cesaria”. luego lo amamanté diez meses más. sin embargo cuando le introduje los cereales y necesitó leche… aparecieron los problemas y me hablaron de ese “primer biberón fantasma”.
    cuando nació mi hija pequeña que tiene 5 años… repetí hasta la saciedad que no le dieran ningún bieberón si me volvían hacer la cesaria. no hubo cesaria, no hubo biberón fantasma, no hubo… ni hay aplv. cuando tuvo que tomar leche para los cereales le dimos leche hidrolizada y el primer biberón de leche de vaca se lo tomó en el hospital cuando tuvo 14 meses. (Porque había muchas probabilidades que lo fuera… no lo fue) .
    ojalá yo hubiera sabido la existencia de este biberón que a mí me dijeron fantasma… no sé si mi hijo mayor sería hoy aplv.

  3. Teresita Domínguez dice:

    Con mucho respetó a del biberón pirata…pero cuando mi hija nació yo le di pecho y me hija comenzo a presentar temperaturas y me decian en la clinica issste que era algo normal por los cambios de clima del vientre al exterior…yo algo desesperada que mi hija no dejaba de llorar toda la noche en el hospital me apure a que dieran de alta y poder ver que me conformarán lo que se me decia en la clinica….en cuanto la lleve pediatra particular y ya me confirmo mi hija llevaba glucosa muy baja y con 39 de temperatura y ya fue quien atendió y de momento se solucionó el problema. Pero como me tuve que regresar a mi lugar de recidencia ya la tuve que atender en la clinica issste san jose y ella sigio con algunas ronchitas que decian eran de sancudo y yo decia que no que eran diferente, temperaturas , mi hija parecia no quedar satisfecha con el pecho, se moreteaba e hinchada de su ojos en cada de las evacuaciones incluyendo la primera evacuación que yo decia no era normal, pero los medicos e:n clinica me decian que todo era normal y que yo no sabia de niños ya que era mi primer hijo asi que empeoro la situación con diarrea al grado de deshidratación y hospitalización y la trataron como por amiviasis…buenos momentos difiles ella ya tenia casi 3 meses y seguia igual, me regrese con ella a la paz, con el pediatra que la atendio de forma particular y le hizo una serie de estudios y le cambio de formulas y de momento medio funcionaba el cambio y ahi vengo de nuevo a mi residencia por lo de mi trabajó, y llegábamos a san jose y parecia recaer y a hospitalizarla hadta que el doctor contacto a una gastroenterologa pediatra que llegaba al Estado y ya fue ella quien dijo que era alegia a las proteinas de leche…que ella ya no podia regresarla a mi residencia y que viera lo de mi trabajo por la gravides de intoxicacion y la alegia tan avanzada ta tenia todos los sintomas, diarreas con sangrados abundantes, ronchas, temperaturas a mas de 40°,y ya tenia mucho peoblema para respirar, y de ahi empezamos el teatamiento con formula NEOCATE, asi que.mi hija a tenido pequeñas recaidas por que ya va a 1ero. De preescolar ya que en junio cumplira sus 4 años y a esa edad los niños desconocen algunos peoductos que tienen trasas o proteinas…asi que el viveron pirata creo que salvo la vida de mi hija, ya que pienso que mi pecho le hizo daño, ya que yo tomaba leche por obligación, para no descalsificarme. No me gusta la leche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *