La escasa ayuda que recibí en mi lactancia (Parte 1)

Leía el otro día un artículo sobre la poca ayuda que prestan la mayor parte de los hospitales españoles en el tema de la lactancia materna. Muchos de los profesionales médicos se limitan a aclarar alguna duda que la madre pueda tener a este respecto pero sin fomentar de forma pro-activa la lactancia, ofreciendo un biberón artificial al minuto de solicitarlo.
Esto mismo es lo que me ocurrió a mí y desde mi pequeño rincón me gustaría denunciarlo y animar a las madres que crean firmemente en que la lactancia materna es el mejor alimento para su recién nacido a que no caigan en los mismos errores que yo caí.

Tras mi cesárea y el nulo apoyo recibido en el hospital donde tuve a mi hijo, mi bebé fue alimentado con biberón desde el primer momento de su llegada al mundo. Cuando las enfermeras escuchaban llorar a mi hijo me decían que lloraba por hambre y que los niños nacidos por cesárea lo pasaban muy mal porque la leche de las madres tardaba más en subir que en un parto vaginal y por eso había que “ayudarles” con biberones artificiales. Debido a este hecho no estimulé como debiera haberlo hecho la subida de la leche y esta tardó cerca de una semana en aparecer.
Para entonces mi hijo había sido expuesto con demasiada premura a la leche artificial, motivo principal de su alergia.
Las dos semanas de lactancia materna en exclusiva que tuvimos fueron bastante desastrosas porque si bien el peque se agarraba con fuerza al pecho y no me dio problemas de grietas, mastitis o irritaciones, su alergia ya había hecho acto de presencia manifestándose con fuertes cólicos durante todo el día, llantos sin consuelo y vómitos en propulsión al finalizar las tomas. Durante ese tiempo estuve yendo a un taller de lactancia pensando que el problema del malestar físico de mi hijo era mi leche. 
En el taller de lactancia, la matrona comprobó que el agarre de mi bebé al pecho era correcto, que el niño se alimentaba bien y que no tragaba aire así que en cierto modo, ella fue la primera que me hizo sospechar que algo no marchaba bien.
Durante esas dos semanas de lactancia en exclusiva se sucedieron un sinfín de visitas a la enfermera para control de peso y varias visitas a urgencias por fuertes vómitos donde, finalmente, le fue diagnosticada su alergia a la proteína de leche de vaca. Salí del hospital con un diagnóstico que no supe cómo afrontar y una receta de leche de fórmula hidrolizada para comprarle en la farmacia. Ninguna otra indicación más para poder seguir con lactancia materna. Fue realmente desolador.

Al día siguiente llevamos a su pediatra el diagnóstico de alergia y ella fue quien me aconsejó dejar de tomar lácteos para seguir dándole el pecho. Sin embargo, como mi hijo había perdido tantísimo peso lo que realmente interesaba en ese momento era hacerle despuntar y como parecía que la nueva leche hidrolizada le estaba sentando bien decidimos comenzar una lactancia mixta.
La lactancia mixta fue dura y poco duradera debido a la escasa información que recibí y la nefasta ayuda que me fue dada. Pero eso lo relataré en próximos post.

13 Responses so far.

  1. Susana dice:

    Mi peregrinación fue parecida, aunque nosotros encontramos un apoyo increíble en nuestra pediatra y su enfermera… Mi hijo tomó fórmula en el nido (aquí poco más y te obligan porque te hacen llevar un control de las tomas y si les parece poco le dan el biberón aún sin preguntarte a tí),en casa por mi ignorancia de primeriza le di un biberón más la primera noche… y luego 15 días de ignorancia absoluta… todo iba bien… sólo que mi hijo era un dormilón. En la primera visita había bajado de peso… eso ya alarmante… hincapié en el pecho, visitas diarias a la matrona y la enferma… Pero a las 3 semanas ya era muy muy preocupante… fórmula… y ahí ya una semana horribilis… vomitos, ronchas… todo según ellos normal hasta que justo una semana después nos plantamos allí con el peque lleno de habones… en el hospital fue claro… eso es la leche y punto…
    Pero como digo tenemos suerte con nuestros médicos y la pediatra que me mandó al hospital hasta me llamó para ver qué nos habían dicho y cuando le conté lo que pasaba nos preparó el informe y las recetas del hidrolizado… entre ellas dos me hablaron de la dieta exenta, de qué no debía comer yo, de que estirara el pecho al máximo… hasta le hicieron los pricks en el centro de salud… Y siempre me aconsejó alternativas cuando ibamos introduciendo alimentos… me hablaron de las trazas, vamos información completa y muy detallada.
    Pero… la lactancia nunca había sido buena y mi hijo adoraba el hidrolizado… Así que el día que cumplió 3 meses se destetó… y que conste que lloré lo que quise y más porque yo quería seguir…
    Por desgracia se que nosotros fuimos afortunados… que a la mayoría le dan un diagnóstico y nada más y que a priori asusta y mucho porque nunca te has parado a mirar en qué cantidad de sitios hay leche…
    La gente aún se sorprende cuando les digo que hay marcas de tizas con caseína…
    Ánimos a todos y gracias por rinconcitos como este 🙂

  2. Anonymous dice:

    Mi bebé nada más nacer se lo llevaron a neonatos porque estuvo mucho tiempo dentro y al salir le costaba respirar eso era la 1 de la madrugada a las 11 de la mañana se presenta mi marido q había podido ir a verlo con unas fotos de mi bebé bebiendo leche de formula en un biberon sin ni siquiera consultarnos a ninguno de los dos ah.. y Su debido chupete tambien sin decir nada mi pregunta es un bebé q pesa al nacer 3.900 kg no podía aguantar 10 horas sin comer??a dia de hoy tiene 30 meses y sigue con la alergia a la proteína de leche.suerte q pude darle pecho sin q le afectara lo q Yo tomaba de lácteos Estoy embarazada de 3 meses y informare a Su debido tiempo al hospital para q no vuelva a ocurrir o eso espero

  3. Anonymous dice:

    ola de nuevo, mi hija tiene dos años y desde q cumplió uno le diagnosticaron alergia a la plv, a día de hoy le sigo dando el pecho y en ningún momento me han dicho que yo me retire de la dieta ningún producto lácteo, ni el huevo que también le da ni los frutos secos, a lo mejor por eso cada 15 días ha estado con uns bronquitis de caballo!!, en fin! que yo os escribo para hacer ver la falta de información que tenemos los padres de niños alérgicos, sobretodo sobre la alimentación q debemos darles, del etiquetado de los alimentos que es para volverso LOCOS porque no se si os habéis dado cuenta pero casi todo lleva leche!!! porque no te dan un listado de nomenclatura que signifique leche, huevo,…., los medicamentos también los llevan, …., nosotros estamos indignadísimos por esta falta de ayuda, lo máximo q hemos conseguido es que la alergóloga nos de el siguiente listado.
    ALIMENTOS Q PUEDEN CONTENER huevo o trazas: salsas, gelatinas. merengue, helados, batidos, empanadas, bizcochos, cereales de desayuno, fiambres, salchichas, patés….
    Bueno que casi todo, en mi opinión deberían tener un listado de marcas q deberíamos evitar y sobretodo la nomenclatura de lo q es leche y huevo ( caseinato cálcico, lisozima,…, por poner algún ejemplo)
    En fin, que es de agradecer la labor de este tipo de blogs que i nforman más que ntros médicos.
    Ains ya me he desahogado!!!
    muchos ánimos a todos!!

  4. Carol dice:

    Desde luego esta nefasta ayuda con la lactancia es muy triste. Muchas mujeres ven cómo la lactancia se va al traste por no tener información y apoyo adecuado desde el primer momento.
    La cesárea en sin no es motivo de que la subida de la leche sea más tardía, es la separación de la madre y el bebé lo que la produce, por eso la mamá debería empezar a estimularse cuanto antes. Estas cosas deberían saberlas todo el personal de las maternidades.
    Un abrazo guapa

  5. Desde luego es muy significativo que todas las mamás de niños alérgicos nos quejemos de lo mismo: la falta de información.
    Yo también recuerdo que, cuando nos diagnosticaron la APLV nos dieron una hoja fotocopiada que era una guarrería (perdón por la expresión) en la que no ponía apenas nada.
    Siempre me he preguntado cómo se las apañará la gente que, desgraciadamente, no tiene los mismos recursos que nosotras, o no tiene el mismo acceso a la información…

    Por otra parte me parece INCREIBLE que en una maternidad se de leche de fórmula sin consultar con los padres… ¿Qué clase de profesionales trabajan ahí?

    Besos y gracias, como siempre, por compartir tu experiencia con nosotras.

  6. Anonymous dice:

    Soy de nuevo Aurora la anónima de las trazas, jjjj, quiero señalar que mi parto fue una cesárea programada ya que la niña venía en podálica, tardó un poco en subirme la leche y le dieron un biberón,, la niña se llenó de granitos por todo el cuerpo, la cara sobretodo, dolía solo de verla y apenas le dieron importancia, después de un tiempo cuando hemos visto las alergias que tiene nos preguntamos si aquella “dermatitis” no sería una reacción a ese biberón….. en fín q lo tenemos q llevar lo mejor posible “PENSAMIENTO POSITIVO”

  7. Silvia dice:

    @ Susana: ¡Ay Susana cómo empatizo con tu historia porque es exactamente igual que la mía! Gracias por compartirla

    @ Anónimo: ¡Ojalá en este segundo embarazo no vuelva a ocurrir lo mismo y no den a tu bebé un biberón sin previo consentimiento tuyo! Mucha suerte!

    @ Anónimo: Muchas gracias por compartir tu experiencia y siento un montón que no te hubieran informado debidamente durante la lactancia y por eso tu peque sufriera de bronquitis crónica. La bronquitis suele ligarse a menudo con las alergias alimentarias… ¡qué rabia que los médicos no informen en condiciones!

    @ Carol: Tienes toda la razón. En muchos hospitales no encuentras ayuda necesaria y falta información. Me da mucha pena pensar en lo prolongadísima que hubiera podido ser nuestra lactancia de no ser por la dichosa alergia que le produjo los primeros biberones dados precisamente en el hospital por consejo médico…

  8. Silvia dice:

    @ Y entonces llegó el caos: Pues fíjate que yo, que vivo en una sociedad con acceso a las nuevas tecnologías y a la información, no fui capaz de informarme bien sobre la dieta exenta para mantener la lactancia. Lo contaré en el próximo post pero es cierto que falta muchísima información

    @ Aurora: ¡No lo dudes! Me atrevería a decir sin ser médico que casi seguro que lo fue.

  9. indignada dice:

    A mi hija no le dieron bibe al nacer, tomo solo pecho pero a los 3 meses empezó con diarrea y dolor de tripa y a no querer comer. Los pediatras me dijeron de todo: gases, no tienes leche, reflujo… Se le hicieron pruebas y salió negativo en alergia. Gracias a internet pensé en aplv y dejé de tomar lácteos y… problema resuelto. El caso es que cuando tuve que incorporarme al trabajo no querían recetarme el hidrolizado porqu no había suficientes pruebas y me obligaron a darle biberones de leche normal…y vuelta alos vómitos y diarrea. Hoy tiene casi 4 años, la ultima provocación fue a los 2 años y por el momento me niego a hacerla sufrir así que de momento no habrá provocación.

  10. Silvia dice:

    @ Anónimo: Siento mucho el calvario por el que has pasado y lamento un montón que no encontraras ayuda en los médicos y que no te recetaran la leche hidrolizada cuando debieron hacerlo.
    Mucho animo con tu niña y ojalá pronto supere su alergia de forma espontánea, sin necesidad de provocación.

  11. […] materna, Lactancia mixta, Trazas El otro día os comentaba el periplo por el que pasamos con la lactancia materna hasta que a mi hijo le fue diagnosticado su problema. Con el diagnóstico claro de alergia a la proteína de leche de vaca y las recetas de leche […]

  12. […] que realmente fue el principal desencadenante de la alergia de mi hijo fue su exposición, demasiado prematura, a la leche de fórmula. Esto genera en el recién nacido una respuesta autoinmune que se manifiesta, posteriormente, con […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *