La importancia de la vitamina D en las dietas APLV

La leche de vaca es el alimento con calcio por antonomasia. Da igual si tiene mucho o poco calcio con respecto a otros alimentos pero siempre será catalogado como tal. A menudo leemos artículos que nos recuerdan de la importancia de dar leche en abundancia a nuestros hijos y a menudo nos preguntamos los padres de niños con APLV, ¿y nuestros hijos, estarán faltos de calcio?.

He hablado de la supuesta falta de calcio en los APLVs varias veces a lo largo del blog. En este artículo, por ejemplo, os daba una lista de alimentos ricos en calcio y fácilmente adaptables a la dieta de un bebé o niño pequeño. Pero ninguno de estos alimentos tendría sentido sin una vitamina fundamental para todos, pero en especial para los niños en crecimiento y para aquellos que puedan tener un déficit de calcio en su dieta. Me estoy refiriendo a la vitamina D.

La vitamina D es sumamente importante para el organismo porque, entre otras cosas, se encarga de fijar el calcio a los huesos. ¿Qué sería de una dieta con calcio que no tuviera suficiente vitamina D? Pues que ese calcio no valdría para nada pues se eliminaría sin haberse fijado correctamente al hueso.

Está demostrado que la leche de vaca, por mucho calcio que de por sí tenga y mucho más que se le añada de forma artificial, se asimilar mucho peor y tarda más tiempo en fijarse al hueso (aún con la ayuda de la vitamina D), algo que con otros alimentos no ocurre.

La vitamina D la encontramos en una fuente natural accesible a todos nosotros: el sol. Quince minutos diarios de exposición al sol es suficiente para que el organismo asimile la cantidad de vitamina D que necesita para fijar el calcio. Por tanto no dudemos ni un segundo en salir con nuestros hijos a pasear, al parque, al campo… aun en los días de invierno, pues les estaremos regalando una importante fuente de salud.

Para los bebés nacidos en invierno o para aquellos que no pueden salir a la calle por diversos motivos, los pediatras recomiendan la exposición del bebé a la luz de sol un ratito al día. Basta con colocar su cunita debajo de una ventana y dejar que su piel absorba los rayos de luz .

Y si queremos combinar alimentos ricos en calcio con otros ricos en vitamina D no debemos olvidarnos del salmón, el atún y las sardinas enlatadas, excelente fuente los tres de esta importante vitamina.

Post Tagged with

2 Responses so far.

  1. ser mama de una floreta dice:

    Aix!yo soy de las que se lo pregunta mil veces,jajaj…me tranquiliza verla sana y si el sol aporta vitamina D me quedo aun más tranquila.

    Una cosa q no viene con el tema pero que me causa mucha duda…que detergente de la la lavadora usas para tu hijo???…actualmente uso skip de aloe vera y flores blancas…pero nose si tmb hay que tener cuidado con este producto o no afecta…miro los ingrediente y son escasos y raros.

    • Silvia dice:

      El alergólogo de mi hijo me dijo que los detergentes en sí no son un problema para niños con APLV sino que el problema radica en que por ser niños atópicos tienen la piel más sensible que cualquier otro niño. De hecho, mi hijo enseguida se llena de granitos o sarpullido si mi marido le da un beso con barba de tres días, le roza una etiqueta o le aprieta un poquito un calcetín. Tiene una piel muy delicada. Por eso compro detergentes hipoalergénicos, al igual que el suavizante que es realmente mucho más agresivo que el propio detergente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *