Hay mayor incidencia de APLV en bebés alimentados con fórmula en sus primeros días de hospital

Hace una semana planteé una encuesta en Facebook movida por la simple curiosidad de estudiar las coincidencias entre los diversos casos de niños alérgicos que poco a poco me vais dando a conocer.

El resultado de esta encuesta no creo que os sorprenda pues -aunque el número de participantes no es significativo como para obtener unos resultados categóricos- viene a dar la razón a lo que muchas madres sospechamos y pocos médicos nos confirman y son las consecuencias que la leche de fórmula trae al recién nacido en sus primeros días de vida.

A veces ocurre, que se recurre a biberones o jeringuillas de fórmula durante la estancia hospitalaria, bien porque los médicos o enfermeras nos instan a ello alertándonos de la pérdida de peso del bebé (una pérdida de peso que suele ser normal en las primeras horas) o bien porque nosotras mismas nos sentimos más tranquilas apoyándonos en suplementos mientras se produce la subida de la leche. Sin embargo parece ser que este hecho tan extendido y nada cuestionado en muchos hospitales puede ser el detonante de esta alergia alimentaria niños que tienen una predisposición genética.

Tras haber analizado las respuestas de la encuesta que, insisto, no ha pretendido tener ningún carácter médico ni científico, extraigo las siguientes conclusiones:

  • El 60% de los niños alérgicos de este estudio nacieron a término frente al 40% que lo hicieron antes de la fecha prevista de parto o incluso días o semanas después de la misma. Por tanto no parece haber relación entre el no cumplimiento de la fecha estimada de parto y la alergia a la proteína de leche de vaca.
  • Un 30% de los niños alérgicos de este estudio nacieron mediante cesárea por lo que parece ser que tampoco existe relación entre la forma de nacimiento y la incidencia de esta alergia
  • El 75% de los niños alérgicos de este estudio tomaron leche de fórmula en algún momento de sus 6 primeros meses de vida frente al 25% que se alimentó en exclusiva de pecho durante el mismo periodo de tiempo.

Existe una clara coincidencia entre los niños que en algún momento de esos 6 primeros meses de vida tomaron fórmula y es que el 65% de ellos lo hicieron en su estancia hospitalaria, con biberones, jeringuillas o pequeños sorbos previos a la introducción del pecho. El otro 10% restante se alimentó con lactancia mixta desde el inicio o  con leche de fórmula en exclusiva desde el inicio.

Entre la respuesta abierta que incluía esta encuesta me llaman poderosamente la atención dos historias que se salen de lo que viene siendo habitual encontrar:

  • La de dos hermanos alimentados con pecho en exclusiva durante su primer año de vida y que sin embargo desarrollaron esta alergia (pues numerosos estudios manifiestan que los bebés alimentados en exclusiva con lactancia materna los seis primeros meses, como recomienda la OMS, tienen muchísimo menos riesgo de desarrollar esta alergia)
  • La de un bebé alimentado en exclusiva con lactancia materna los 15 primeros días y posteriormente con fórmula tras rechazar el pecho

¡Me ha gustado conocer vuestras historias y poder elaborar este estudio! Como os digo no tiene más validez que el que nuestra interpretación quiera dar pero hay datos que al menos a mí me resultan muy obvios. Como dice el refrán (¡y nunca mejor aplicado en este caso!): “Es blanco y en botella

¡Gracias por participar!

6 Responses so far.

  1. Marina dice:

    Buen día, acabo de leer la nota y muy interesante, soy mamá de una nena de 2 años que tuvo APLV hasta el año, era tan alergica que no pudimos comer nada NADA proveniente de la vaca hasta los 11 meses, en la clinica los 3 dias que estuvimos internadas por su nacimiento le dieron biberon para que no bajara mucho de peso por que deberia ir en ese caso a la neo, pero bueno con 20 dias empezo con los sintomas visibles de su alergia y pasamos casi un mes buscando que le pasaba, hasta los 7 meses solo estuvo con alimentacion materna de ahi el no consumimos ya que la dieta tambien la hice yo…muy bueno que hayan grupos que hagan tomar conciencia o por lo menos ayude a quienes pueden estar padeciendo ya que muchas veces no todos los medicos tienen el conocimiento para diagnosticarlos…saludos y felicitaciones

    • Silvia dice:

      Hola Marina! Gracias por pasarte por mi blog y compartir tu experiencia.
      Lo cierto es que los padres estamos muy perdidos cuando diagnostican a nuestro hijo una alergia alimentaria, sobre todo una alergia a un producto tan básico como es la leche. El motivo de crear este blog fue precisamente ese, el de ayudar a quien lo pueda necesitar con mi experiencia y mis humildes consejos de madre “experimentada” en este tema.
      Un saludo!

  2. Romina dice:

    Hola que tal? soy mamá de Joaquín de 15 meses, el es APLV. Nació por cesárea en la semana 38. Tomó casi exclusivamente leche de fórmula porque no se porque razón mi cuerpo no producía leche por más que intenté todo. Unicamente podía sacarme entre 20 y 40mL y al mes ya no tenía más. Lamento que haya gente que escriba que deberia prohibirse dar fórmula al nacer ya que sin este alimento mi hijo no podría haberse alimentado. Cuando tenga otro tendre que hablar con el medico para ver que puede hacerse, ahora a seguir peleandola! saluditos

    • Silvia dice:

      Hola Romina,
      No veas cómo siento lo que te pasó. Seguro que te resultó muy frustrante intentar darle el pecho y no poder. Lamento si has entendido que no debería darse fórmula en hospitales pues tienes toda la razón en decir que a veces es imprescindible para alimentar al recién nacido. Lo que yo quiero decir es que en la mayoría de las ocasiones los hospitales no informan de que la introducción temprana de leche de fórmula puede propiciar esta alergia. Hay madres que acuden al biberón por desconocimiento (como fue mi caso) y en ese caso me hubiera gustado que alguien me informara y me animara a luchar por la lactancia materna. A mí me pasó como a tí. La leche tardó en subirme 1 semana y no producía demasiado. Me hubiera gustado que algún médico me hubiera explicado qué pasaba y qué podía haber hecho para conseguir una mayor producción.
      Haces muy bien en informarte de cara a un futuro embarazo. ¡Mucha suerte!

  3. Maria dice:

    Hola!! Soy mamá de un bebé de 4 meses y a los 2 meses descubrimos que era alérgico a las proteínas de la leche de vaca. El médico me prohibio comer lácteos, trigo y huevo,ya que el solo se alimenta de pecho, lo llevo bastante bien, se complica un poco al leer las etiquetas nombres extraños que no se de donde provienen pero intento hacer lo mejor para mi bebé… El problema es que me siento fatal por que no quiero dejar de darle el pecho pero me noto algo débil y bastante cansada, a pesar de tomar un suplemento de calcio… A parte de sufrir por querer comer cosas que no puedo por que le pueden hacer mal a mi bebito. Me siento muy egoísta y no se que hacer si comenzar con la fórmula o seguir aunque sea hasta los seis meses dandole el pecho! 🙁

    • Silvia dice:

      Ánimo María! No te sientas mal por ello. Piensa que tu bebé crecerá más sano, feliz y saludable si tú estás alegre y te encuentras bien físicamente, independientemente del tipo de leche que le des.
      Lo que no comprendo es porqué tu médico te ha quitado también el trigo y el huevo. Me parece desproporcionado y, hablando en términos coloquiales, es como “matar moscas a cañonazos”. Si tu hijo es alérgico a las proteínas de leche de vaca no tiene nada que ver el trigo y el huevo en esto. Quizá deberías hablarlo con él. Si pudieras tomar estos alimentos tu dieta estaría mucho más equilibrada y podrías seguir dando el pecho a tu hijo sin sentirte débil por una dieta tan estricta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *