Déficits nutricionales en la alimentación infantil

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de asistir a un foro de información sobre Alimentación Infantil organizado por el Instituto Puleva de Nutrición.

Este tema siempre me ha preocupado bastante pero además, el hecho de que mi hijo sea APLV me hace estar siempre en continua formación tratando de que su dieta sea lo más completa y saludable posible.

El foro estaba dirigido por la Doctora Campoy (Catedrática en Nutrición Infantil de la Universidad de Granada y miembro del Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroentorología, Hepatología y Nutrición Pediátrica) y el Doctor José Manuel Moreno (Presidente del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría) que no sólo expusieron los últimos estudios realizados en materia de nutrición pediátrica sino que resolvieron todas nuestras dudas tocando puntos realmente interesantes.

El coloquio se abrió con un mensaje realmente preocupante “los niños españoles presentan carencias de tres nutrientes básicos e importantísimos para su desarrollo: hierro, vitamina D y ácidos Omega 3”.

Hierro

El hierro es imprescindible para el desarrollo cognitivo y motor de los niños y debemos tener en cuenta que se absorbe mejor el procedente de los productos de origen animal que el hierro vegetal. Una ingesta de hierro combinada con Vitamina C mejora notablemente la absorción mientras que si lo combinamos con productos lácteos empeora. Un consumo de más de 500 ml al día de leche de vaca se asocia a déficit de hierro. 

Los mejores alimentos ricos en hierro son: hígado, carnes rojas y legumbres.

Durante los primeros cuatro meses de vida el bebé tiene un depósito grande hierro que comenzará a descender poco a poco en la edad preescolar. Según los últimos estudios, el 25% de los niños de entre 1 y 3 años tiene déficit de hierro y esto sólo se puede solucionar con una alimentación correcta.

 

Vitamina D

Es fundamental para fijar correctamente el calcio a los huesos y su déficit está asociado a raquitismo en niños y enfermedades crónicas en el adulto. Los últimos estudios demuestran que los niños europeos tiene un gran déficit en vitamina D por lo que se aconseja tomar alimentos enriquecidos con esta vitamina y exponer a los niños diariamente al sol durante unos minutos sin ningún tipo de protección.

Además, ambos pediatras insistieron en la importancia de suministrar la vitamina D en gotas a todos los niños (independientemente del lugar en el que vivan) durante sus primeros 12 meses de vida.

 

Omega 3

Los ácidos Omega 3 son importantes para el correcto desarrollo congnitivo de nuestros peques y se encuentra en el pescado azul, las nueces y los alimentos enriquecidos con estos ácidos grasos. Los últimos estudios arrojan cifras preocupantes y es que el 50% de los niños no llega a los niveles recomendados.

¿Cómo suplir estas carencias nutricionales?

  • Lactancia materna exclusiva los seis primeros meses y como complemento a otros alimentos durante los dos primeros años del niño. No hay leche de fórmula (por muy enriquecida que ésta sea) que se equipare en nutrientes a la leche humana pero los porcentajes de bebés alimentados con lactancia materna son realmente bajos y preocupantes.
  • El primer año de vida del bebé es cuando se produce el crecimiento más rápido e importante y a partir de ahí los niños comerán menos y es posible que comiencen a mostrar rechazo por determinados alimentos. No hay que obligarles a comer pues ellos solos tienden a regularse aunque sí es importante que no dejemos de ofrecer todo tipo de alimentos en pequeñas cantidades. Es fundamental enseñar a comer a nuestros hijos y aquí los padres debemos predicar con el ejemplo.
  • Evitar dulces, comidas precocinadas y snacks que no aportan ningún beneficio en la dieta de los niños y sí muchos problemas si son consumidos en exceso o de manera habitual (En esto los APLV partimos con ventaja ;-))
  • ¿Podemos ofrecer alimentos suplementados con vitaminas o ácidos Omega 3?, sí pero con precaución ya que un exceso de estas vitaminas también puede ser perjudicial.  Lo ideal es enseñar a los niños a comer de forma variada para asegurarles el correcto aporte de todas las vitaminas y minerales pero ya sabemos que esto no siempre es posible y que hay ciertos alimentos como el pescado o los vegetales que cuesta mucho introducir gustosamente en la dieta de los niños. Por tanto, llegados a este punto seguro que cada familia sabrá cómo actuar mejor.
  • Olvidarnos de los percentiles de peso y altura ya que, por sí solos, no son indicadores de una buena o mala salud de nuestros niños. Lo importante es que no haya desviaciones bruscas en el percentil y que la valoración la haga el pediatra atendiendo a otros indicativos más importantes.

Una correcta alimentación de nuestros hijos comienza ya desde el embarazo. La mala alimentación de la madre durante la gestación puede determinar ciertas carencias y problemas de salud futuros del bebé.

Post Tagged with

4 Responses so far.

  1. Gemma dice:

    Muchas gracias x toda la información que nos brindas,eres genial y una supermadraza.Ahora ya se me empieza ha hacer más llevadero esto d la APLV y me voy acostumbrando gracias a tu ayuda,muchos besos y abrazos Campeona.

    • Silvia dice:

      Muchas gracias a tí por lo que dices pero no soy para nada diferente a cualquiera. Todas buscamos lo mejor para nuestros hijos lo que ocurre es que en mi caso lo comparto con vosotros a través del blog por si os puede ayudar.
      ¡Gracias de corazón por tus palabras!
      Un abrazo!

  2. Gema dice:

    Muchas gracias por toda la información y el blog! es de muchisima ayuda para mi peque de casi 1 año aplv.
    Lo de la vitamina D no tenía ni idea, de hecho yo le he protegido siempre mucho del sol, y el suplemento de gotas solo se lo he dado pocos meses 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *