Palmeritas de hojaldre. SIN LECHE. SIN SOJA. SIN HUEVO

Como todos sabemos, es difícil encontrar dulces ricos libres de leche (y otros alérgenos). Generalmente son caros, a veces incluso demasiado insípidos, y yo no se a vuestros hijos, pero al mío pocas cosas de las que he encontrado le han gustado realmente. Así que buscando, buscando, he dado con una receta sencillísima de palmeritas de hojaldre. Un dulce muy rápido de hacer que nos puede sacar de un apuro a la hora de una merienda infantil improvisada o para sorprender a nuestros peques una mañana cualquiera.

Ingredientes

  •             Masa de hojaldre fresca con forma rectangular (fijaos bien porque no todas las marcas están libres de soja, leche y huevo)
  •             Azúcar blanco
  •             Margarina 100% vegetal  (yo utilizo margarina vegetal de la marca Flora. La tarrina clásica)

Elaboración

  • Extendemos la masa de hojaldre sobre la encimera de la cocina encimara, habiendo espolvoreado previamente un poquito de harina para evitar que se pegue.
  • Con ayuda de rodillo, extendemos bien la masa sobre la encimera.
  • Dibujamos con la ayuda de un cuchillo (¡muy suavemente!) una línea longitudinal en el centro de la masa que la divida en dos partes iguales. ¡Prestad atención! No queremos cortar la masa por la mitad sino simplemente dibujar una linean su centro.
  • Espolvoreamos el azúcar sobre la masa extendida.
  • Plegamos la parte derecha de la masa hacia el centro de manera que su extremo se quede pegado a la línea central que hemos marcado con el cuchillo. Repetimos la operación con la parte izquierda.  ¡Como si estuviésemos doblando ropa!
  • Volvemos a espolvorear con azúcar la superficie de la masa y volvemos a hacer el mismo procedimiento doblando de nuevo primero un extremo hacia el centro y luego el otro.
  • Repetiremos esta operación (espolvoreando azúcar cada vez que doblamos la masa) hasta que el hojaldre se nos haya quedado plegado en varias capas y nos quede tan sólo una tira gruesa del grosor de 3-4 dedos, aproximadamente que ya es imposible doblar.
  • Derretimos en el microondas un poquito de margarina y con ayuda de un pincel pintaremos la superficie de la tira de hojaldre. Esto hará que se dore cuando lo metamos en el horno.
  • Espolvoreamos de nuevo con azúcar. Pensad que el secreto de las palmeritas de hojaldre es el azúcar, por lo que sed generosos a la hora de espolvorearlo para que luego la masa no se quede insípida.
  •  Cortamos la tira de hojaldre a lo ancho, en porciones de un dedo de grosor cada una. Las vamos colocando en la bandeja del horno sobre un papel vegetal apto para horneado.
  • Es importante que estas pequeñas tiras que acabáis de cortar y que ahora veis que tienen un aspecto insignificante, no las peguéis entre sí en la bandeja. Dejadlas separadas porque cuando se hornen, estas tiras se abrirán dando paso a la característica forma de corazón de la palmera por lo que si están muy juntas unas de otras es probable que se peguen entre sí.
  •  Horneamos durante 10-15 minutos, aproximadamente, a 180 grados. Vigilad, no obstante que no se quemen aunque hay quien las prefiere muy doraditas.

¡Y listos! En menos de 20 minutos tendréis unas deliciosas palmeritas de hojaldre recién horneadas que estarán para chuparse los dedos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *