Atún encebollado con guarnición de arroz blanco. SIN LECHE. SIN SOJA. SIN HUEVO

El atún es uno de los pescados azules más consumidos y una de las principales fuentes de ácidos grasos omega-3 (tan importantes para nuestra salud). Tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y magnesio y su sabor suele gustar mucho a los niños ya que la textura no es la habitual de otros pescados.

Pero también es importante saber que igual que tiene beneficios, el atún es un pescado que también entraña riesgo para la salud por sus elevadas concentraciones de mercurio (al igual que otros peces de gran tamaño como el pez espada, por ejemplo) y por ser considerado uno de los pescados más alérgicos. Por todo ello, no se recomienda ofrecérselo a menores de 18 meses y siempre en pequeñas cantidades (La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición recomienda no comer más de 50 g a la semana).

Hecha esta aclaración, os comparto esta exquisita receta. ¡Espero que os guste!

Ingredientes para 4 personas

  • Pedimos en la pescadería que nos partan 700 gramos de atún en lomos o en trozos, según vuestro gusto.
  • 3 cebollas medianas
  • 1 pimiento verde grande
  • 1 diente de ajo
  • Hoja grande de laurel
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • ½ vaso de agua
  • 1 vaso de vino blanco para cocinar

Elaboración

  • Sazonamos el atún
  • En una cazuela con 3-4 cucharadas de aceite doramos el atún por ambos lados (no es necesario que se haga mucho; tan sólo que pierda el color “crudo”). Cuando esté listo lo sacamos y lo apartamos en un plato
  • Cortamos la cebolla y el pimiento en tiras largas y finas y lo sofreímos en la misma cazuela añadiendo un poquito más de aceite si el atún lo hubiera consumido todo
  • Cuando el pimiento y la cebolla estén blanditos, incorporamos el diente de ajo laminado y continuamos sofriendo a fuego medio, prestando atención para que no se nos queme ningún ingrediente ya que puede amargar el plato
  • Añadimos al guiso de verduras un poquito de sal (a vuestro gusto)
  • Cuando la verdura y el ajo estén hechos, incorporamos a la cazuela los lomos de atún, la hoja de laurel y añadimos ½ vaso de agua y 1 vaso de vino blanco
  • Dejamos a fuego lento que se haga todo un ratito más

¡Ojo! Cuando lleguéis a este último paso es importante que comprobéis con frecuencia el atún para que quede en su jugo. Si lo dejamos demasiado tiempo en el fuego, el pescado se hará mucho y quedará demasiado reseco.

Consejo: Si os ha quedado suficiente caldo, os recomiendo triturar los pimientos y las cebollas. A los niños pequeños les puede costar tomar verdura y de este modo, camufladas en una salsa de acompañamiento, se la tomarán encantados.

Este plato combina muy bien con una pequeña guarnición de arroz blanco aunque si es integral: ¡mucho mejor!

Receta de atún encebollado

Post Tagged with

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *