Albóndigas en salsa. SIN LECHE. SIN SOJA o HUEVO

 

la foto

La receta de hoy es una de las que más le gusta a mi hijo: albóndigas en salsa. Es además una receta muy completa porque en un único plato toma carne blanca y roja, huevos, pan y arroz. Para los alérgicos al huevo también puede hacerse las albóndigas sin este ingrediente, es decir, no es imprescindible.

¡Ojo! Con pedir este plato cuando salimos a comer fuera de casa porque la receta original de las albóndigas (y que más suele usarse) es a base de huevo y pan mojado en leche, por tanto hay que tener especial precaución cuando se toma este plato sin haber sido elaborado por alguien de confianza.

 

INGREDIENTES

Para las albóndigas

  • Carne picada al gusto (a mí me gusta mezclar de dos clases, normalmente ternera y pollo o pavo aunque también se puede usar cerdo o emplear un único tipo de carne)
  • 1 o 2 huevos (dependiendo del tamaño): Se puede prescindir de este ingrediente si no se desea incorporar o se tiene alergia al mismo sustituyéndolo por un chorrito de leche de soja
  • Pan rallado
  • Un poco de harina para rebozar
  • Sal al gusto, 1 diente de ajo y una rama de perejil natural

Para la salsa

  • 1 cebolla
  • 25 gramos de harina
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 chorrito de vino blanco
  • 1 o 2 tazas de caldo casero de carne o pollo o en su defecto se puede recurrir a los caldos envasados (recomiendo la marca Aneto, libre de proteína láctea y trazas)
  • 1 pizca de sal

 

ELABORACIÓN

De las albóndigas

  • Mezclamos en un recipiente los dos tipos de carne previamente sazonados y añadimos los huevos batidos, el diente de ajo bien machacado y la rama de laurel previamente picada. Removemos toda la masa hasta que los ingredientes hayan quedado completamente ligados. – Si se van a prescindir de los huevos podemos añadir un chorrito de leche de soja para que la masa quede más ligada
  • Vamos añadiendo el pan rallado poco a poco y tanta cantidad como veamos que hace falta hasta que la masa vaya tomando una consistencia homogénea, moldeable y no tan líquida como la teníamos hasta ahora.
  • Una vez ligada la masa vamos cogiendo porciones de carne y haciendo bolitas que remojamos en harina y freímos en aceite muy caliente.
  • Una vez fritas las albóndigas (asegurarnos que quedan bien doradas) las vamos apartando en un recipiente. Separamos

De la salsa

  • Picamos la cebolla y la freímos.
  • Cuando la cebolla esté dorada añadimos la harina y vamos removiendo hasta que se tueste.
  • Incorporamos las albóndigas fritas y vamos añadiendo caldo hasta que éstas hayan sido cubiertas por completo. Si no tenemos caldo también se puede echar agua aunque la salsa quedará menos sabrosa.
  • Añadimos (o no) sal en función de nuestro gusto y de la sal que ya pueda contener el caldo.
  • Para rematar añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos cociendo todo a fuego muy lento durante aproximadamente 50 minutos, vigilando que las albóndigas no se quedan sin caldo y añadiendo más si fuera necesario para que no se peguen.

A mí me gusta servir el plato con un vasito de arroz blanco o con unas hojitas de col rizada en lugar de con patatas fritas. Al peque le encanta la mezcla del arroz con la salsa. ¡Buen provecho!

Post Tagged with

7 Responses so far.

  1. lucia dice:

    Hola silvia, una pregunta, el pan rallado no lleva leche como el pan normal? y con la harina no hay problema no? lo habra en mercadona o es en algun sitio en especial? Muchas gracias por todo, tengo muchas ganas de hacerselas seguro

    • Silvia dice:

      Con el pan rallado debes fijarte bien porque algunos etiquetan “trazas”. Yo no tengo un sitio específico donde comprarlo, según me pille, pero eso sí, siempre leo la etiqueta por si acaso. En Mercadona se lo he comprado varias veces y sin problemas. Lo que me he dado cuenta es que el pan rallado que venden en panaderías o hornos artesanos, realizado con pan casero sí que está contaminado.
      En cuanto a la harina siempre y cuando sea harina normal de trigo es apta. Si ya elegimos harina de fuerza, harina especial para rebozados, harina de repostería… (y un montón de especialidades más) sí que suele llevar trazas.

  2. […] La versión larga (aquella en la que nosotros hacemos las “pelotitas” ) la comenté en este post. La versión que hoy os traigo es mucho más corta porque las albóndigas ya las compramos hechas y […]

  3. Adriana dice:

    Hola Silvia,
    El día de ayer le diagnosticaron a mi hija de 2 años 3 meses alergia al trigo, maíz, leche y huevo. Estaba que me jalaba las cejas y las pestañas de desesperación pues estos alimentos han sido la base de su alimentación desde que la ablactación normal lo permitió.

    Muchas gracias por tu página, me haz hecho ver una luz al final del túnel.

  4. […] Receta de albóndigas en salsa sin leche ni huevos – La receta de hoy es uno de los platos preferidos de los peques: albóndigas de carne en salsa. Estas albóndigas no llevan ni leche ni huevos…. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *