Tag Archives: Alergias cruzadas

Son muchas las veces en las que me habéis planteado vuestras dudas acerca de la introducción de la alimentación complementaria en bebés con una alergia de base (generalmente APLV, por ser la primera en debutar en bebés menores de seis meses).

Aunque en la mayor parte de los casos en los que ya hay una alergia alimentaria suele ser el pediatra o alergólogo quien nos indica de forma personalizada cómo actuar con respecto a este tema, en otros muchos casos es en la consulta de enfermería donde aclaramos las dudas y los miedos. Porque cuando tenemos un bebé alérgico, la introducción de nuevos alimentos en su dieta suele darnos pavor.

Hoy tengo el placer de contar con la ayuda de Armando Bastida, excelente enfermero de pediatría conocido por muchos gracias a sus colaboraciones en el portal Bebés y Más. Armando, papá de tres niños, es un maravilloso profesional que combina su trabajo en un Centro de Atención Primaria con la difusión, a través de su web, de artículos de interés, charlas y consultas personalizadas sobre los cuidados del recién nacido, la lactancia, la alimentación complementaria o cualquier otro aspectos relativo a la salud y la crianza de un hijo.

Alimentación complementaria: ¿Qué debemos saber?

armando

  1. Si llega a tu consulta un bebé APLV que debe comenzar con la alimentación complementaria, ¿le das alguna indicación específica o diferente al resto de bebés con respecto a la introducción de ciertos alimentos?

Normalmente es un tema que lo sugieren siempre los alergólogos o digestólogos, pero las indicaciones no suelen diferir a las que se dan a cualquier bebé que no tenga riesgo de alergia: lactancia materna hasta los 6 meses, y si no puede ser y hay un alto riesgo de alergia a la leche de vaca, se da una hipoalergénica.

Pero a partir de los 4-6 meses hablan de introducir leche de fórmula normal para que la primera exposición a esta sea relativamente alta y repetida (con varias tomas), en una estrategia que se considera que conlleva menos riesgo que si la primera exposición es de poca cantidad y luego no se repite pronto (lo que suele suceder con el biberón pirata en las maternidades). Vamos, que las pocas veces que la recomendación la he hecho yo, lo he explicado del mismo modo que con los otros bebés sin riesgo de alergia.

También indico que no se de más de un alimento nuevo a la vez.

2. Hay mucha controversia con respecto a la introducción de alimentos alérgenos en la dieta de un bebé. He leído artículos que dicen que cuanto más tarde se ofrezca menor riesgo de alergia habrá, y otros que opinan lo contrario: ¿Qué opinión tienes tú al respecto?

Hace unos años se decía que los alimentos susceptibles de ocasionar más alergias era mejor esperar para introducirlos en la dieta. Pero la evidencia ahora no dice esto, sino todo lo contrario: que cuanto más se espera, mayor riesgo de alergia habrá.

Así que a partir de los 6 meses, cuando empieza la alimentación complementaria, lo ideal es empezar con la mayoría de alimentos, poco a poco, pero sin miramientos. Si algo da alergia, habría dado igualmente más adelante, y es probable que algo que más adelante provocara alergia, no lo hubiera hecho de  empezar antes.

3. En la misma línea de la pregunta anterior y con respecto a la introducción del gluten, ¿cómo debe hacerse para evitar alergias e intolerancias?

Pues igual que se hace con los demás alimentos. A partir de los seis meses se empieza a ofrecer alimentos que contengan gluten. Antes se decía que mejor que se hiciera si la madre estaba amamantando, que mejor si se iba añadiendo cada vez más cantidad, incluso que era mejor si se hacía antes de los 6 meses.

Pero se ha visto que ninguna de las tres estrategias es efectiva (no son menos celíacos los que empiezan antes, no son menos los que empiezan con muy poquito y van añadiendo un poco más cada semana, ni se ha visto que la lactancia materna proteja al bebé de padecer celiaquía), así que la recomendación es empezar con el resto de alimentos, pero sin pasarse: no darle el primer día una papilla gigante de cereales con gluten, sino algo moderado.