Tag Archives: Calcio

Cada vez que voy al pediatra o a la gastroentoróloga, me insisten en la importancia de que el niño tome como mínimo medio litro de “leche” al día. Pero no siempre es fácil. No sé si os pasará a vosotros pero desde que mi peque comenzó a probar sabores nuevos y a comprobar toda la variedad de alimentos que hay en la cocina, la “leche”, antes base principal de su menú, ha pasado a un segundo plano.
Es cierto que el sabor de la leche de soja no suele ser igual de atractivo para los niños que el de vaca pero si la comparamos con la hidrolizada que ha estado tomando durante dos largos años la de soja es una absoluta bendición para el paladar.
Tampoco me gusta abusar de los yogures y los batidos para suplir la falta diaria de leche ya que ambos alimentos suelen ser bastante azucarados. Por tanto he puesto en marcha una serie de truquitos, que de momento me están yendo bastante bien, para conseguir que mi hijo beba el medio litro de diario de leche que se aconseja:
Durante el desayuno le lleno un tazón de “leche” con cereales o con las galletitas de Gullón, “Dibus, una auténtica revelación que me saca de más de un apuro. Entre cucharada y cucharada de cereales o de galletitas el peque va tomando bastante “leche”.
También recurro al truco de la doble pajita (¡o a veces triple) y de un sólo sorbo se suele beber un tercio del vaso.
– Como le gusta mucho el batido de chocolate pero no me gusta dárselo a diario, opto por chocolatearle la leche con Nesquik que contiene menos azúcar que un batido. Obviamente él nota que el sabor no es el mismo  pero de momento no me ha puesto muchas pegas.
– Otro truco que siempre funciona es enseñarle a mojar los bizcochos o las magdalenas caseras que le hago en la “leche”. Con una sola magdalena bien empapada ya se ha bebido la práctica totalidad de la taza

– Y si aún así todavía no lográis que beba el medio litro diario recomendado, siempre queda optar por una buena ración de bechamel en croquetas o pasta, o una buena taza de “leche” mezclada con un puré de verduras para hacer una rica crema de judías, espinacas, calabacín…. ¡o lo que se os ocurra!

¿Y vosotros? ¿Qué trucos tenéis?