Tag Archives: Caseína

 Me atrevería a decir que el 90% de la gente a la que decimos que tenemos un niño con alergia a las proteínas de leche de vaca cree que lo que no pueden tomar nuestros hijos es leche con lactosa. De los que conocen las diferencias entre intolerancia a la lactosa y APLV nos encontraremos con que el 99% piensa que basta con evitarles leche, queso y yogures. Quizá alguien caiga también en la mantequilla/margarina y en los productos de bollería y desayuno.

Pero prácticamente nadie, a no ser que haya vivido el problema de cerca o lo conozca por otros motivos, sabrá que este alimento está presente en una variedad tan amplia de productos que es fácil perder la cuenta.

Los usos de la caseína

Ya hablé en este post de los productos de la industria alimentaria que llevan lácteos en su composición; bien porque se use como espesante, edulcorante o conservador, la leche es un ingrediente que prácticamente se hace imprescindible en la industria.

Hasta que no lees con detenimiento el etiquetado de un producto no te imaginas que productos como salchichas, tomate frito, hamburguesas, jamón york o patatas fritas tipo chips puedan llevar leche. No somos conscientes de la cantidad de porquería que ingerimos hasta que no nos encontramos en estas situaciones.

Pero en muchas ocasiones el peligro potencial que supone la leche para un APLV se extiende más allá del ámbito puramente culinario. Medicamentos, productos de higiene y aseo, tizas o material escolar y piensos y “chucherías” para animales también pueden contener lácteos.

La caseína suele ser la proteína de la leche más implicada en los procesos de elaboración de muchos productos, especialmente los cárnicos y los de repostería. Pero por ser una proteína tan densa y viscosa, la caseína también se usa para fabricar pegamentos, colas, barnices, pinturas o plásticos.

Así que no puedo evitar que me entre la risa floja cuando alguien me suelta aquello de: “¡Bueno, por suerte puedes darle leche de soja y asunto arreglado!”. Ojalá todo fuera tan fácil…