Tag Archives: Cesárea

Mi hijo nació mediante cesárea programada al término de la semana 37 de embarazo. Mi embarazo aún no había llegado a término, pues yo no tenía contracciones ni ninguna señal que hiciera presuponer que el parto estaba cerca, pero su presentación en podálica dificultaban un nacimiento natural por lo que se optó por esta técnica.
Faltaban 3 semanas para que la gestación se cumpliera y me daba pavor pensar en las consecuencias que este adelantamiento forzado pudiera traer. Posteriormente supe que mis temores no eran paranoias de madre primeriza y que los niños con una base atópica -como era el caso de mi hijo- nacidos mediante cesárea, tienen más probabilidades de desarrollar una alergia alimentaria.
Y es que cada vez hay más estudios que ligan esta intervención a la aparición de una posterior APLV. Al no atravesar el canal vaginal, el bebé no entra en contacto con ciertas bacterias de la madre que le ayudan a desarrollar su flora intestinal y esto le predispone a padecer esta alergia alimentaria.

Por otro lado, debido a la cesárea y a la separación madre-bebé y tardío contacto  piel con piel, la leche tardó varios días en subirme por lo que en ese tiempo decidí dar a mi hijo biberones de fórmula. ¡Craso error!. Ahora sé que la administración precoz de proteínas de leche de vaca previa a la alimentación con leche materna aumenta las probabilidades de padecer APLV.

Quizá estas tres circunstancias hicieron que mi hijo desarrollara esta alergia en sus primeros días de vida o quizá simplemente lo llevaba escrito en los genes y más tarde o más temprano la APLV hubiera hecho acto de presencia independientemente de los acontecimientos que rodearon a su nacimiento.
Fuera como fuere el caso es que sus tres primeras semanas de vida fueron un auténtico infierno, tanto para él como para nosotros, que veíamos impotentes como nuestro pequeño bajaba de peso a la velocidad de la luz sin que nada ni nadie supiera cómo remediarlo.