Tag Archives: Herencia genética

La alergia es una enfermedad que por desgracia afecta cada vez con mayor virulencia. El 25% de la población sufre este –en ocasiones- serio problema de salud y un 6% son niños.

En los últimos años la alergia en niños se ha duplicado y especialmente la alergia a determinados alimentos. Los expertos apuntan varias circunstancias como probables causas de este creciente boom alérgico:

  • Exceso de limpieza e higiene: Aunque suene raro el exceso de higiene hace que nuestro organismo no necesite luchar contra ningún germen externo así que cuando, por casualidad, debe hacerlo no está suficientemente “entrenado” y surgen las reacciones alérgicas.
  • La contaminación atmosférica y los cambios bruscos que está experimentando el clima en los últimos años son malos aliados para las enfermedades alérgicas
  • Nuestra forma de alimentarnos ha cambiado notablemente de una generación a otra: multiculturalidad a la hora de alimentarnos (alimentos exóticos, comidas procedentes de otros países totalmente diferente a la dieta de nuestro país…); abuso de las comidas preparadas o enlatadas; abuso de la comida rápida; introducción precoz y muy diversificada de la alimentación complementaria de los bebés…
  • Abuso de aparatos de aire acondicionado y calefacción, algo que convierte nuestros hogares y oficinas en sitios cerrados, con escasa circulación de aire puro y altísima concentración de ácaros y polvo

Cada vez más adultos sanos manifiestan de un año para otro algún tipo de alergia (bien sea ambiental o alimentaria) y no olvidemos que los niños nacidos de padres alérgicos tienen entre el 50-80% de probabilidades de serlo también. Si a esto unimos que cada vez es más frecuente exponer al recién nacido a la leche de fórmula, podríamos decir que la alergia está prácticamente asegurada. Por eso los médicos no dejan de insistir en la imperiosa necesidad de alimentar al bebé con lactancia materna en exclusiva desde el inicio para evitar estas y otras enfermedades.
Muchos de los factores que predisponen a padecer una alergia no podemos evitarlos pero otros sí están en nuestra mano.