Tag Archives: Síntomas respiratorios

Me paso la vida explicando la diferencia entre intolerancia a la lactosa y alergia a la proteína de la leche de vaca (comunmente conocida como “alergia a la leche”).

Una escena muy habitual que seguro que os suena a muchos:

  • Mi hijo no puede tomar eso. Es alérgico a la leche
  • ¡Vaya! Hoy en día hay muchos intolerantes a la lactosa
  • ¿¿¿¿???? (cara de no entender en qué se parece el término “alergia a la leche” al de “intolerancia a la lactosa” )

Son cosas totalmente diferentes y de diferentes consecuencias pero existe una gran confusión social con respecto a este tema y creo que es importante explicar las diferencias.

  • La lactosa no es una proteína de la leche sino un azúcar. Los intolerantes a la lactosa no son alérgicos sino que su aparato digestivo carece de la enzima capaz de asimilar este azúcar, de ahí que se recomiende a estas personas la exclusión de la lactosa de su dieta diaria.
  • Pero el que no puedan tomar lactosa no quiere decir que no puedan tomar proteínas de leche o productos lácteos pues hoy en día hay en el mercado multitud de productos que no contienen lactosa. Si las personas intolerantes a la lactosa ingirieran este azúcar, su aparato digestivo se revelaría con malestar, difíciles digestiones y/o diarreas.

Lógicamente es un tema delicado pero la ingesta de lactosa en un intolerante no entraña peligro de muerte o shock anafiláctico.

  • En cambio, cuando hablamos de alergia hablamos del sistema inmunológico, no del aparato digestivo. Cuando una persona alérgica a un alimento lo ingiere, la respuesta de su organismo es inmediata y exagerada, produciendo anticuerpos e histamina para luchar contra el alimento “prohibido” y peligroso. A partir de ese momento comienzan a darse en el organismo una serie de respuestas (inmediatas, no días después como a veces ocurre con los intolerantes a la lactosa) que pueden poner en grave peligro la vida de la persona afectada:
    • Urticaria, erupciones en la piel y picor
    • Enrojecimiento ocular, lagrimeo, hinchazón en párpados y picor nasal
    • Picazón e hinchazón en labios, lengua y garganta
    • Tos, dificultades respiratorias, presión bajo el pecho, sensación de fatiga y desvanecimiento
    • Cólicos estomacales, fuertes diarreas y vómitos en propulsión
    • Shock anafiláctico (conjunto de todas las reacciones descritas) con afectación cardiovascular y riesgo vital

Una persona alérgica a la leche no puede tomar ningún producto lácteo, tenga o no tengan lactosa pues su organismo es alérgico a las proteínas que componen la leche en sí.

Considero que las diferencias entre ambas cosas son importantes de conocer y asimilar por todos para no caer en errores fatales. Un alérgico a la leche y un intolerante a la lactosa llevan vidas paralelas en cuando a que ambos deben evitar de su dieta determinados productos, pero conviene diferenciar muy bien los síntomas de uno y de otro para poder ayudar correctamente en cada caso.

 

Más información: PINCHANDO AQUÍ