Testimonio: La relación entre alergias, asma y consumo de leche de vaca

asma y leche
El testimonio que hoy comparto en el blog no tiene nada que ver con la alergia a la proteína de leche de vaca pero sí con las alergias, el asma y el consumo de leche. A menudo he compartido en el blog estudios de Universidades o profesionales que ligan el consumo de lácteos a una mayor secreción de mucosidad y aparición de episodios repetidos de asma y bronquitis en niños y adultos. Estos estudios no suelen ser muy “populares” entre la gente y mucho menos entre los médicos que los descartan por  considerar que no tienen ninguna validez científica.
El testimonio de hoy es un ejemplo claro vivido en primera persona de la relación perjudicial que existe entre el consumo de leche y las enfermedades del aparato respiratorio.
A comienzos de octubre del año pasado, mi novia y yo decidimos adoptar un gatito, a pesar de ser ambos alérgicos y además de sufrir personalmente asma alérgico. Si bien los síntomas habituales de la alergia los llevaba bastante bien gracias a un producto llamado Vetriderm -producto que recomiendo a todo aquel que conviva con un animal al que tenga alergia-, el asma era bastante insufrible y me hizo pasarlo mal, al menos durante las primeras semanas.
En esos primeros días, mi novia insistía en que abandonara el consumo de leche de vaca la cual, por cierto, consumía en grandes cantidades. Ella había oído que la leche contiene una gran cantidad de caseína, una sustancia que, ingerida, provoca la secreción de mucosa en las vías respiratorias, potenciando notablemente los síntomas del asma en las personas asmáticas; por lo que ella pensaba que dejar la leche iba a beneficiar notablemente mi salud.
En este sentido me gustaría hacer un pequeño paréntesis para señalar que mi hermano y su esposa, que son veganos -no consumen leche por motivos éticos- me habían animado durante bastantes años a abandonar la leche por las propiedades negativas de ésta -propiedades que raramente salen a la luz en los medios, principalmente por la gran presión que ejerce la industria láctea-: caseína, antibióticos, hormonas de crecimiento, etc. Durante mucho tiempo desoí sus consejos, porque me gustaba mucho el sabor y la cremosidad de la leche y no quería dejar de tomarla.
Aa raíz de sufrir el asma y estar pasándolo bastante mal, acepté a regañadientes la propuesta que me hizo mi insistente novia de probar a dejar de beber leche y productos lácteos durante una semana, a ver si notaba alguna mejoría.
La verdad, no podría estar más agradecido por su tenacidad. Tan sólo 3 días después de sustituir la leche de vaca por leches vegetales noté una mejoría INCREÍBLE. Respiraba mucho mejor y podía aguantar bastante más tiempo -y disfrutar del amor de mi gatita- antes de sufrir una crisis asmática. La verdad, no podía creer que un cambio tan pequeño en mi hábito de alimentación tuviera un efecto tan grande.
Evidentemente, recurrí también a la ayuda de un buen alergólogo quien me ayudó a superar el periodo de adaptación con medicación. Actualmente convivo con un perro y 3 gatos y tomo únicamente un medicamento llamado Singulair que reduce la inflamación de las vías respiratorias para ayudarme a prevenir la aparición del asma. Desde que lo tomo, no he necesitado recurrir al Ventolín ni un solo día. Huelga decir que me siento FELIZ.
PD: Por si no lo sabíais, un reciente estudio de la universidad de Jaén ha confirmado que la leche industrial contiene muchos componentes nocivos para la salud: http://noticiasdeabajo.wordpress.com/2011/07/10/no-todo-es-blanco-hasta-20-sustancias-quimicas-en-un-vaso-de-leche/
Testimonio de Raúl Carrasco, asmático controlado gracias al abandono del consumo de productos lácteos.

9 Responses so far.

  1. Constanza dice:

    No lo tengo tan claro, a ver yo tengo asma desde niña y no he notado ningún cambio ahora que no tomo leche por mi bebé. Si noté cambio al dejar de fumar, o al dejar de convivir con animales y sobre todo noté cambio al dejar de vivir en la super contaminada Madrid. Quiero decir que mi asma si responde a los cambios, pero no me siento mejor ahora que no tomo leche, cierto es que ahora no fumo, no tengo gato, vivo en una zona sin contaminación… vamos que casi no tengo asma ni hago tratamiento… Si es verdad que no va a ser fácil hacer estudios que vayan en contra de la industria de la leche… eso está claro, y en algo en lo que estoy de acuerdo es que la leche de vaca no es el mejor alimento, pero hay leche de cabra y quesos riquisimos de cabra que no son tan perjudiciales, porque ojo a la soja, que la gente se cree que como es planta es maravillosa. 99% de la soja del mundo es transgénica y afecta directamente a la función de la tiroides así que no está recomendada en general para personas con problemas de tiroides o para mamás que estén dando el pecho… Creo que se debería investigar mas el tema pero sí estoy de acuerdo en que nos han metido la leche de vaca como el mejor alimento cuando en realidad es solo el más rentable, pero para nada el más saludable.

    • Silvia dice:

      La medicina no es una ciencia exacta. A lo que uno le funciona a otro no lo hace. A este chico, como a mucha gente que conozco, le ha ido fenomenal retirar lácteos de su dieta para notar una mejoría de salud importantísima a nivel respiratorio y dermatológico. Pero hay otros ejemplos, como el tuyo, que demuestran lo contrario. Yo siempre digo que ante cualquier sospecha no pasa nada por probar… mal no nos va a hacer y al menos salimos de dudas ;-)

  2. Elvira dice:

    Como siempre agradecida por tus publicaciones y aprovecho para felicitarte y expresar todo mi apoyo y buenas vibras a Raúl Carrasco. suerte.

  3. Juan dice:

    Soy asmámtico desde pequeño, tengo 43 años, y desde hoy he dejado la leche de vaca a la vez que me han sugerido el tomillo por sus propiedades. Ya veremos cómo me va… Gracias por el artículo!

    • Silvia dice:

      ¡Ya nos contarás!
      El tomillo tiene muchísimas propiedades antibacterianas y para elevar las defensas. Seguro que también te ayuda.
      Un saludo!

    • asier dice:

      pero no solo la leche,cualquier producto que en sus ingredientes ponga lactosa,derivados lacteos… etc ,por ejemplo no vsle dejar la leche pero comer nocilla

  4. Cesar dice:

    Estimados, me gustaría compartir un comentario en involucrarme en algún foro de este tipo donde se intercambian experiencias, hace alrededor de un año empecé a realizar actividad deportiva con un profesor particular quien me recomendó mejorar la dieta alimentaria, pues mis hábitos alimentarios eran muy malos, sin consumir por ejemplo alimentos como los cereales, y a su vez consumía poco y nada de lácteos, por tanto al cambiar los hábitos empecé a consumir mas lácteos, no porque mi profesor me lo exigiera, si no porque para acompañar por ejemplo los cereales es muy practico hacerlo con lácteos, y yo porque inconscientemente tenia la idea de que los lácteos son buenos alimentos. El entrenamiento durante el verano me dio un resultado increíblemente bueno en el sistema cardiovascular, sin embargo durante este invierno volví a tener episodios de dificultades respiratorias como desde chico no tenia, o al menos no tengo recuerdo que haya tenido inconvenientes por largos periodos de tiempo,
    la relación que encuentro es que la aparición de estos síntomas es precisamente con el aumento de la ingesta de leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>