Un menú cualquiera… Ningún alimento seguro

A colación del último post en el que narraba lo complicado que a veces resulta salir a comer fuera de casa con un niño alérgico, hoy os traigo un menú real de una cadena muy conocida de restaurantes: VIPS (este menú es sólo un ejemplo pero puede ser extrapolado a cualquier otro tipo de restaurante a los que acude una familia media un fin de semana)

Este es el menú infantil. He tachado los alimentos prohibidos para mi hijo y he subrayado aquéllos que son dudosos y que debo confirmar con los camareros antes de pedirlo (y aún así, me fío poco).

Los alimentos dudosos pueden ser de dos tipos:

  • Los que vienen ya elaborados (alimentos envasados, congelados o precocinados) que pueden contener trazas de leche o derivados lácteos en sus ingredientes (salsa de tomate no casera, fingers de pollo precocinados o congelados…)
  • O bien aquéllos que se hacen en el propio restaurante pero que se pueden llegar a “contaminar”  en algún momento del proceso con partículas lácteas, como puede ocurrir por ejemplo con las patatas fritas o los huevos si se fríen en el mismo aceite que otros alimentos “prohibidos” como croquetas o palitos de mozarella.

 

Una imagen vale más que mil palabras (¡y eso que el menú ofrece bastantes opciones!):

 

A ver si de una vez por todas se normalizan las alergias alimentarias y los restaurantes ofrecen más menús adaptados. De verdad que no es tan difícil; sólo hay que poner cuidado en el proceso de elaboración u ofrecer otro tipo de alternativas que no den a los padres tantos quebraderos de cabeza ni hagan sentir a los niños como “bichos raros”.

 

Post Tagged with , ,

6 Responses so far.

  1. Pues está difícil… nosotros nos sabemos ese menú de memoria, a veces uno no valora lo fácil que resulta ir por ahí cuando no se tiene alergia a nada…

  2. Mercè dice:

    Buf, pues vaya… la verdad es que hay alergias que se debe de ir con mucho cuidado.
    Espero que se regule de alguna manera el hacer menús especiales para casos como el de tu hijo: tener preparados ciertos alimentos para los diferentes tipos de alergia y que realmente sean conscientes del cuidado que deben tener con estas cosas.
    Un saludo!

  3. Silvia dice:

    @ Mamá CC: Es cierto. Hasta que no se vive una alergia uno no se da cuenta de los afortunados que somos pudiendo comer en cualquier sitio y cualquier cosa. Pero nosotros con el niño tenemos que tener muchísimo cuidado

    @ Mercé: ¡Tú lo has dicho! Yo no pido una carta llena de platos para los niños alérgicos porque sé que eso sería imposible para un restaurante, pero al menos que se ofrezcan un par de alternativas seguras. Con eso me conformo

  4. […] suele ser fácil encontrarlos de casualidad si no se va con el itinerario marcado previamente. Los restaurantes de comida rápida, esos que sacan del apuro a cualquiera en cualquier momento y lugar, no son aptos para alérgicos: […]

  5. Guadalupe dice:

    Te cuento mi experiencia en Vips con mi hijo alérgico a plv y huevo.
    Hablamos con encargado y le preguntamos qué podía comer, fue muy atento y colaborador y lo único que podía comer era pan con tomate natural y jamón ibérico.
    Le pedimos que cortara jamon con cuchillo limpio, preguntamos cómo era la composición del tomate y del pan. Mi hijo se comió casi todo el jamon y el pan lo probó y lo dejó, nos mosqueó que no lo quisiera y no le insistimos. Al llegar a casa reacción alérgica y corriendo al hospital, el pan tenía leche 🙁
    No hemos vuelto a ir al Vips con él

    • Silvia dice:

      Tremendo!!! La verdad es que no puedo entender como estas cosas siguen pasando. Nosotros tenemos vetado a VIPS, como a tantos otros, por degracia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *